| 4/22/2011 8:00:00 AM

Crecimiento por encima de 4,5%

Colombia no es ajena al buen momento por el que pasan las economías de la región. La recuperación del consumo, la inversión privada y el gasto público serán claves para continuar por la senda de crecimiento. Proyecciones de crecimiento.

Evidentemente, Colombia no es ajena al buen momento por el que pasan las economías de la región. En general, durante el 2010, a pesar de efectos adversos como el cierre de la frontera con Venezuela, una alta tasa de desempleo y la peor tragedia invernal de los últimos cien años, la economía colombiana logró alcanzar una tasa de crecimiento del 4,3%, el doble del valor previsto a comienzos de ese año tanto por el mercado en general como por las propias autoridades (alrededor del 2%).

El promedio de los analistas consultados por Dinero.com piensan que la economía crecerá más este año. Los más optimistas realizan pronósticos de crecimiento por encima del 5% y los más conservadores observan crecimientos del 4,5%, que sigue siendo por encima del crecimiento de 2010.

El grupo de inteligencia de la revista británica The Economist, opina que la respuesta del sector privado y público a la recuperación de la ola invernal y la recuperación de las exportaciones a Venezuela llevarán el crecimiento económico por encima del 4,3%.

En particular, la recuperación del consumo y la inversión privadas de la mano de un importante gasto fiscal, unas tasas de interés históricamente bajas promovidas por la política expansiva del Banco de la República, una mayor diversificación de las exportaciones, una inversión extranjera directa cercana a los US$9.500 millones y un incremento notable de la confianza por parte de todos los agentes de la economía, permitieron el resultado económico favorable alcanzado el año pasado.

Para el grupo de investigaciones de la firma comisionista de bolsa Correval, las condiciones siguen dadas para que la economía colombiana mantenga esta senda de dinamismo, e incluso pueda alcanzar una tasa de crecimiento superior al 5% en el 2011.

Así mismo opinan que, es de esperar que sectores como el de la construcción, ventas minoristas y minería y petróleo, alcancen crecimientos superiores al 8% este año, lo que se encuentra sustentado no sólo en el buen comportamiento de la demanda privada y los crecientes flujos de inversión extranjera dirigida especialmente al último de estos sectores, sino a un mayor gasto esperado por el gobierno tras los procesos de Rehabilitación, Atención Humanitaria y Reconstrucción tras la tragedia invernal de finales del año pasado.

Existen riesgos, pero la economía mundial se recupera

A pesar de que actualmente se siguen enfrentando algunos riesgos provenientes de los problemas de deuda de los países de la periferia europea, los efectos negativos sobre la actividad productiva en Japón tras el terremoto sucedido en marzo, el recorte del gasto público por $4 billones en los siguientes doce años anunciado por el gobierno de Estados Unidos para reducir el déficit fiscal y el pronunciado incremento en los precios del petróleo durante los últimos meses tras el conflicto geopolítico de los países del Oriente Medio y Norte de África (MENA) que reducen la capacidad de compra de los hogares, las condiciones están dadas para que durante el 2011 y el 2012 se consolide la recuperación de la economía global que tomó fuerza el año pasado.

El grupo de investigaciones de la firma comisionista Correval opina que aunque estos riesgos no son despreciables, factores como los excesos de liquidez y el fuerte crecimiento de las economías emergentes de Asia y América Latina se mantienen y tienen el potencial de contrarrestarlos en una gran proporción.


Por una parte, es previsible que ante la aún frágil recuperación de las economías desarrolladas, las tasas de interés de los principales bancos centrales del mundo se mantengan en niveles históricamente bajos, manteniendo la liquidez amplia con el propósito de que el sistema financiero funcione correctamente y se promueva el crédito.

Por otro lado, el dinamismo del consumo interno, la solidez de los sistemas financieros y en el caso particular de América Latina, el incremento notable de los términos de intercambio por cuenta de los altos precios de los commodities, deben permitir altas tasas de crecimiento en el mundo emergente a lo largo del 2011.

  proyecciones

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?