| 2/27/2017 11:00:00 AM

Confianza para la compra de vivienda crece en Antioquia

En lo corrido del año la disposición de los consumidores antioqueños para comprar o invertir en vivienda ha crecido 15%, en parte impulsado por la aprobación de la reforma tributaria y la aplicación del proceso de paz.

La confianza de los consumidores en Antioquia para la compra de vivienda ha crecido un 15% en lo corrido del año y es una de las razones para que el sector confíe en que el 2017 será mejor y lograrán un crecimiento superior al que registraron el año pasado, cuando se ubicaron como el segundo sector de mayor desempeño.

Eduardo Loaiza, presidente de Camacol en Antioquia, explicó que la mejora se debe a que durante el 2016 la aprobación de la reforma tributaria y el proceso de paz generaban incertidumbre que incluso llevó a que se aplazaran varios proyectos de construcción. Este año ambos aspectos ya están disipados y los consumidores e inversionistas sienten mayor confianza en el futuro, por lo que se sienten listos para invertir.

Otro factor que genera mayor confianza es la reducción de la inflación y en un menor ritmo de las tasas de interés del Banco de la República, que permiten estabilidad en el precio de la construcción y en el financiamiento para la compra de vivienda en especial.

“Ya en diciembre el Banco de la República bajó sus tasas en 25 puntos y el viernes pasado en otro tanto, eso se va a empezar a ver reflejado no solo en el crédito hipotecario sino también en un mensaje de confianza al mercado sobre la estabilidad de la inflación y la mejora de las condiciones a largo plazo”, agregó Loaiza.

La mejora en las condiciones a largo plazo llega de la mano de las cláusulas para crédito hipotecario que le dan plazo a los acreedores para pagar la primera cuota del crédito que adquirieron hasta tres años después del desembolso o escrituración del inmueble, si la compra es sobre planos.

A los plazos para el pago del crédito también se suman los subsidios del Gobierno tanto a la tasa de interés como a la cuota del mismo para viviendas de estrato medio de hasta $200 millones, el programa ‘Mi Casa Ya’, vivienda de interés prioritario (VIS) y vivienda no prioritaria (No VIS).

Este año el Gobierno anunció 25.000 nuevos cupos para subsidios divididos en 12.500 para viviendas entre $99,6 millones y $173,3 millones y los restantes 12.500 para viviendas entre $173,4 millones y $247,1 millones, mientras que el Fondo Nacional del Ahorro reveló que en diciembre todavía le quedaban 11.000 cupos para subsidios, de los que el Gobierno había aprobado para el 2016.

Puede interesarle: La decisión que facilitará el acceso a viviendas de interés social y prioritario

Hay muchos cupos que prácticamente no se están usando en el país y por eso en el caso de Antioquia tenemos una ‘cruzada‘ entre todas las instituciones para mover la oferta en los nichos de mercado que cuentan con recursos del Gobierno tanto a la cuota como a la tasa de interés para que Antioquia aproveche parte de esos recursos”, señaló el director de Camacol en ese departamento.

En la reforma tributaria se discutió bastante sobre los beneficios que perdería el sector y que le harían desacelerarse. Sin embargo, a la hora de la aprobación del nuevo régimen fiscal se mantuvieron varios beneficios para la construcción.

Por ejemplo las utilidades de los bienes aportados para vivienda popular no se gravan, el IVA en materiales de construcción se devuelve en su totalidad, las familias pueden descontar de sus declaraciones de renta los intereses que paguen cada año por sus créditos hipotecarios y continúan vigentes las cuentas AFC para que los colombianos destinen hasta 30% de su ingreso exento para el pago de cuota inicial, crédito o amortización al propietario.

Sin embargo, uno de los retos del sector es precisamente que los colombianos conozcan los beneficios que se mantienen y los nuevos que van llegando, como la reducción de las tasas de interés y la aplicación de subsidios para la compra de vivienda ya que muchos colombianos no los conocen con exactitud y esto limita sus intenciones de compra.

En Antioquia, donde se realizará una feria inmobiliaria, la mayoría de la oferta de vivienda que se vende está en el sector de clase media, el que más ha crecido en los últimos años.

En este departamento además hay 784 proyectos de construcción, con apenas el 2% de la oferta terminada por lo que no hay problemas de inventarios para los constructores. Además cuentan la cartera crediticia más sana, tal como en el resto del país.

“Con esa oferta, los bancos jugados en el tema de ofrecer distintas modalidades de crédito, los plazos que hay de pago de hasta tres años para la cuota inicial y con la reducción de las tasas volvemos a tener el momento propicio para que la gente invierta o compre vivienda”, puntualizó Loaiza.

Recomendado: ¿Cuánto invierten los colombianos en vivienda nueva?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.