| 9/22/2011 8:50:00 AM

Crece alarma por crisis europea, temen ajuste crediticio

El proyecto monetario del euro está en peligro debido al despilfarro de algunos estados miembros y la consecuente crisis de deuda, advirtió el jueves un estudio del Banco Central Europeo, en medio de los crecientes llamados a nivel global a que Europa tome medidas más decisivas.

El estudio, quizás la advertencia más fuerte sobre el futuro del euro entregada por un miembro del banco central, fue la despedida del economista jefe del BCE, Juergen Stark, quien renunció este mes tras oponerse a la política del banco de comprar bonos de países en dificultades.

"El enorme incremento de los desequilibrios fiscales en la zona euro en general y la nefasta situación en países miembros individuales arriesgan con socavar la estabilidad, crecimiento y empleo, así como la sostenibilidad de la propia zona euro", dijo el estudio.

El reporte, publicado por el BCE pero no aprobado oficialmente por el banco, llamó a aplicar multas obligatorias a los estados con déficits superiores al 3 por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB) y a una "sindicatura financiera para los programas de ajuste que no se apliquen".

El nuevo organismo de vigilancia de la Unión Europea, la Junta Europea de Riesgo Sistémico (ESRB por su sigla en inglés), advirtió que las repercusiones de la crisis de deuda que partió en Grecia en el 2009 han generado riesgos considerablemente más altos de inestabilidad financiera en Europa.

"Los riesgos para la estabilidad del sistema financiero de la UE han aumentado considerablemente", afirmó la ESRB en un comunicado emitido en la noche del miércoles.

"La alta interconexión en el sistema financiero de la UE ha llevado a un rápido riesgo de contagio cada vez más significativo. Esto amenaza la estabilidad financiera de la UE en general e impacta negativamente sobre la economía real en Europa y fuera de ella", agregó.

El panel encabezado por el presidente del Banco Central Europeo, Jean-Claude Trichet, y que incluye a miembros de bancos centrales, reguladores y economistas de unas 27 naciones de la UE, exhortaron a las autoridades a tomar "acciones rápidas y decisivas".

Existe una amplia percepción de que los líderes han actuado con lentitud en la lucha por contener la crisis.

El panel sostuvo que los supervisores "deberían coordinar los esfuerzos para fortalecer el capital bancario, incluyendo tener recursos para servicios de liquidez de respaldo, tomando en cuenta también la necesidad de valuaciones transparentes y consistentes de las exposiciones soberanas".

Tales declaraciones se hicieron eco de los comentarios del Fondo Monetario Internacional (FMI), que en agosto pidió una recapitalización de los bancos europeos, llamado que fue ferozmente criticado por ejecutivos bancarios y gobiernos de la UE en ese momento.

Antes de las reuniones del FMI y el G-20 que parten el jueves en Washington, el ministro de Finanzas canadiense, Jim Flaherty, se unió al coro de funcionarios no europeos advirtiendo que podría ocurrir una nueva crisis crediticia a menos que Europa combata los problemas de deuda de Grecia, la más aguda en las 17 naciones de la unión monetaria.

"Lo primero de lo que hablaremos en la cena de mañana -como hicimos en Marsella con el G-7- es que Europa debe escoger un camino aquí, debe enfrentar este tema de Grecia", dijo al canal de televisión Canadian Broadcasting Corp.

"De otra forma, los mercados seguirán adelante, tendremos una especie de crisis, se convertirá en una crisis bancaria, afectará a bancos de todo el mundo, podríamos estar en otra crisis crediticia que causará contracción en la economía real. Por lo tanto, tenemos que enfrentar eso", indicó.

Flaherty dijo que las naciones europeas podrían haberse "adelantado a la jugada" si hubiesen estado dispuestas a aumentar los fondos de rescate de la zona euro a un billón de euros desde los actuales 440.000 millones de euros.

La crisis ha elevado la presión sobre los bancos europeos, especialmente los franceses, que están muy expuestos a Grecia y a otros países de la zona euro en problemas.

El mayor banco de Francia, BNP Paribas negó un reporte de Reuters de que estaba en negociaciones con el estado de Qatar para que tome una participación en la entidad.


Reuters
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?