| 12/3/2011 12:00:00 AM

Crean vivienda flotante como solución para afectados por invierno

La casa, creada por investigadores de Eafit, puede elevarse más de dos metros sobre el suelo cuando se presenten lluvias prolongadas.

Andrés Walker Uribe, Lina Marcela Castaño Bedoya y Sergio Andrés Molina Saldarriaga, ingenieros de Diseño de Producto de EAFIT y la spin off que formaron con la Universidad, denominada Utópica-EAFIT, crearon el prototipo funcional de Anfibia: una casa flotante que puede levantarse cerca de dos metros del piso.

La estructura de madera de 64 metros cuadrados, tiene dos alcobas, cocina, área social, un baño seco, paneles solares y sistemas de recolección de aguas lluvias.

Miles de botellas de envases pet, que hubieran podido terminar en la basura, son los que soportan las ocho toneladas de la ingeniosa plataforma que flota en el Embalse El Peñol-Guatapé.

Es un sistema modular, construido con materiales nacionales, y que podría ser la solución de vivienda buscada por centenares de personas afectadas actualmente por el invierno que se vive en el país.

“Este es el primer paso de cumplir un sueño. Son viviendas flotantes para las inundaciones, un proyecto social para la depresión momposina y la mojana sucreña, para que una familia de máximo seis personas sobrelleve el invierno”, explicó Walker Uribe.

Es así como los egresados de la institución de Medellín lograron adaptar un desarrollo que se implementa desde hace años, en países como Holanda, al contexto colombiano, reduciendo sus costos. Y lograron un prototipo que en su estado básico no supera el costo de una vivienda de interés social: $37 millones.

La vivienda y la plataforma, entonces, son ancladas a pilones que evitan su desplazamiento, pero que permiten una elevación. Esta estructura de metal galvanizado fue un diseño de Andrés y Sergio para su trabajo de grado de ingenieros, proceso que comenzó hace dos años y que continuó después de la graduación.

“Nos sentimos muy orgullosos de tener ya este primer prototipo. Utópica-EAFIT ya superó todos los procesos de planificación, y ahora comenzará a afrontar el proceso industrial, es decir, que este prototipo se pueda convertir y multiplicar por cientos, para dar solución a las personas que están afectadas por las lluvias”, recalcó Juan Luis Mejía Arango, rector de EAFIT.

Además de la casa anfibia, esta spin off también piensa en soluciones integrales para las comunidades que sufren cada año calamidades por las inundaciones. Por eso, pretenden generar programas de autoconstrucción de la vivienda y plataforma -lo que crearía arraigo en las familias-, al igual que proyectos productivos.

“De los 64 metros cuadrados, 36 son habitables y el resto se compone de corredores perimetrales, que son para que las personas no se queden dentro de la casa y puedan salir de esta cuando lleguen las lluvias. Estos corredores también podrían enlazarse y por eso estamos pensando en espacios públicos flotantes”, describe Lina Marcela.

Este proyecto, como spin-off eafitense, ha contado con el apoyo administrativo del Centro para la Innovación, Consultoría y Empresarismo (Cice) de EAFIT, así como de organizaciones internacionales y ONG en la parte investigativa.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?