| 7/3/2015 5:00:00 AM

Los dolores de cabeza de la educación superior en Colombia

El acceso, la financiación y los incrementos en el valor de las matrículas de las instituciones de educación superior en Colombia se han convertido en temas de debate y en un dolor de cabeza no solo para los padres de familia que se sorprenden cada año, sobre todo con los aumentos en los costos.

La viceministra de Educación, Natalia Ariza, explicó, en una entrevista concedida a Dinero, que las universidades del país son “autónomas”  para realizar este tipo de incrementos, sin embargo,  esto no significa que sean “incontrolables”.

Según un informe del Observatorio de la Universidad Colombiana, mientras el salario mínimo incrementó un 42% entre 2007 y 2014, el promedio de los precios de las matrículas subió entre un 80% y un 120%.

Con respecto a esto, Ariza aseguró que “la educación de calidad es costosa y, buena parte de las instituciones son privadas, pero hay varias formas de financiación como el programa ‘Tú eliges’ del Icetex, el cual cubre el 100% de la carrera y se puede pagar al finalizar el programa”.

 “Hay formas de llegar a la educación superior, claro que son limitadas y quisiéramos que hubiese más”, apuntó la viceministra y agregó que hay que “generar más impuestos” para soportar un modelo gratuito en el país.

El estudio del Observatorio de la Universidad Colombiana señala además que hay instituciones educativas que, “pese a la obligación de hacerlo, no están publicando los valores de las matrículas en sus páginas web”, incluso, algunas “redondean” estos costos por encima de lo que registraron ante el Ministerio de Educación. 

El gran reto de la educación en Colombia sería el acceso

Uno de los puntos clave del debate es el tema del acceso a la educación. Colombia, según la viceministra, tiene una cobertura del 47% en este campo, el propósito para los próximos tres años es llegar al 57%.

Este incremento de 10 puntos porcentuales generaría 400.000 cupos nuevos en la educación superior, indicó Ariza, quien considera que el principal reto para el futuro será lograr los niveles óptimos de calidad y cobertura.

“Estamos atrasados en accesibilidad, tenemos un nivel más alto que el de países como Bolivia, Venezuela y Perú, pero tenemos una tasa de cobertura menor que la de países como Chile y Brasil, así que tenemos un trabajo muy grande que hacer”, aclaró.

Recientemente Qs, una firma especializada en educación, publicó un ranking de las mejores universidades de América Latina, el cual estuvo encabezado por instituciones de Brasil, Chile y México.

Por Colombia se destacó la Universidad de Los Andes (7) y la Nacional (13), mientras que la de Antioquia y la Javeriana compartieron la posición número 27.  

Ariza se mostró optimista con esos resultados, pero advirtió que habrá que trabajar en dos frentes, el primero es mejorar las capacidades de los docentes universitarios, la funcionaria asegura que todos los profesionales de alto nivel en Colombia se deberían vincular con la academia y contribuir con el cambio.

El segundo propósito del Gobierno es promover la investigación y las publicaciones científicas para que el país sea reconocido como un referente en nuevas ideas, proyectos y creaciones en distintas disciplinas a nivel mundial.

Colombia destinó un presupuesto de $29,4 billones en la educación este año, un 7,5 % más que lo asignado en 2014. Luego de varias décadas, los recursos aportados a este sector superan a los de la guerra ($28,1 billones).

“Ojalá un día podamos llegar a tener un país en posconflicto en el que seguramente se van a liberar más recursos de la guerra para poder dárselos a la educación”, concluyó Ariza. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?