| 1/21/2014 5:00:00 AM

Paros de 2013 salieron por $1,8 billones

La Asociación Nacional de Instituciones Financieras, Anif, se dio a la tarea de cuantificar los sectores más afectados por las protestas sociales del año pasado.

Anif indica en su más reciente estudio que los paros de 2013 tuvieron negativos efectos socio-económicos, particularmente en los sectores del transporte, creciendo solo 2.9% anual, mientras que el sector del carbón bajó 5.5%.

Las estimaciones de la entidad señalan que el cúmulo de paros sectoriales del primer trimestre del año 2013 le representaron a Colombia una pérdida económica cercana a los $900.000 millones, cifra equivalente al 0.8% del PIB de ese primer trimestre del 2013.

Así mismo, los cálculos de la entidad señalan que el costo económico del paro agrario de agosto del 2013 pudo bordear los $260.000 millones (equivalente al 0.2% del PIB del tercer trimestre del 2013).

Esta cifra vino a sumarse al costo económico del paro carbonero, de transporte del tercer trimestre, y de los paros del primer trimestre cuyo costo económico se acercó a $900.000, “con lo cual se tiene que el sacrificio económico del total de los paros del 2013 pudieron representar 0.4% del PIB”.

Los más afectados

Productos agrícolas varios: Sectores como la producción de leche y de frutas sufrieron un fuerte impacto, a pesar de que muchos de sus productores no hicieron parte del paro. Ello fue el resultado de las dificultades en materia de movilización en zonas de importante producción como Valle, Cundinamarca y Boyacá. El costo económico asociado a estos sectores fue cercano a los $190.000 millones.

Papa: Sin duda, fue el producto con mayor afectación teniendo en cuenta que el centro de las marchas se dio en Cundinamarca y Boyacá. La pérdida en este sector fue de $55.000 millones, sin contabilizar aquí el efecto residual que tuvo sobre el precio nacional el haber redirigido parte de la cosecha hacia otros departamentos.

Café: A pesar de lograr subsidios de hasta $145.000 por carga, unos productores se unieron a las nuevas marchas en agosto del 2013, observándose sorpresivos crecimientos de la producción en este período. En esta ocasión las pérdidas fueron de menor envergadura, pero aún así las estimamos en $16.000 millones frente a las pérdidas de $85.000 millones del primer trimestre.

Transporte (24 días): Los transportadores se unieron al paro para exigir el congelamiento del precio del ACPM y modificaciones a los esquemas de chatarrización. Hemos estimado que el costo económico sobre este sector estuvo cerca de los $110.000 millones.

En total, los costos económicos se acercaron a $1.8 billones (0.4% del PIB anual), mientras los costos más gravosos, los institucionales resultan incalculables, dice Anif.

Vale la pena recordar que los paros forzaron al gobierno a asignar cerca de $1.5 billones de recursos del Presupuesto de la Nación para atender clamores del sector cafetero y transportador, entre otros, lo cual requirió tener que postergar, para el 2015, el inicio del desmonte del Impuesto a las Transacciones Financiera (4x1.000), según Ley 1694 de 2013.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?