| 11/8/2013 10:50:00 AM

La amenaza del TLC con Corea del Sur

Los empresarios ven al país asiático como una amenaza porque no tiene una cultura de inversión extranjera y por las barreras que impone para proteger la industria local.

Corea del Sur ya tiene el 23% de las importaciones del mercado automotor colombiano, afirmó María Juliana Rico, directora de la Cámara Automotriz de la ANDI, al intervenir en el XI Foro de Economía, Finanzas y Comercio Internacional de la Facultad de Economía de la Universidad del Rosario.

En la discusión de la conveniencia o no para el sector automotor de firmar un tratado de libre comercio con ese país, las opiniones de los panelistas se dividieron.

Para Rico, aunque Colombia tiene tratados con países líderes en el mercado automotor, Corea del Sur es una amenaza porque no tiene una cultura de inversión extranjera y por las barreras que impone para proteger el sector local, las cuales no dejan posibilidades de exportación. “Ellos aprovechan el mercado, pero no invierten” agregó.

En opinión de Gustavo Guzmán, profesor de economía de la Universidad del Rosario, cuando se empezó a estudiar la industria automotriz para el país se decía que era inviable. Después de implementarla, con una política altamente proteccionista, la primera amenaza fue la apertura de mercado y en las diferentes etapas de esta se ha dicho que va a desaparecer, pero eso no ha ocurrido.

Con el TLC “yo esperaría especialización. Creería que aquello que se quede en el país será competitivo, porque vamos a estar abiertos a los grandes competidores. Hemos hecho la prueba en el pasado y salido airosos”, señaló.

Por su parte Santiago Schlesinger, coordinador del área automotriz en el programa de transformación productiva del Ministerio de Comercio Exterior, afirmó que la apertura comercial no genera una política industrial per se, por ende hay que saber con quién se negocia y para qué.

Perder la industria automotriz local es perder una de las fuentes más importantes de innovación tecnológica y eso le resta competitividad a un país como una unidad productiva general, explicó.

Para María Esguerra, asesora de la Subgerencia de Estudios Económicos del Banco de la República, si bien Corea tiene diferentes medidas para proteger el sector automotor, sí invierte en otras industrias.

En este sentido sería un error no firmar el tratado con un país que le puede enseñar a Colombia de su dinamismo económico. “Creo que el sector así como pudo adaptarse con anteriores negociaciones lo hará con esta”, puntualizó.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?