| 10/23/2015 5:00:00 AM

Estados Unidos vs China, la lucha por ser el primer consumidor mundial

¿Cuál de las dos primeras economías del planeta se afianzará como el país donde más consumen sus habitantes?

Estados Unidos ha sido actual referente del consumo. Además de ser el primer importador del planeta, sus más de 300 millones de habitantes poseen una de las rentas per cápita más altas llegando a US$46.405 en 2014, según datos del Banco Mundial lo que posiciona fuertemente su clase media en el mercado global.

Sin embargo, China, la segunda economía del mundo está buscando asegurar el título de primer consumidor mundial y el cambio estructural que actualmente está llevando de pasar de una economía exportadora a una basada en su demanda interna lo demuestra.

Mientras que el gasto final del consumo de los hogares es el 38% del PIB en China, según cifras del Banco Mundial, en Estados Unidos representa el 68%.

Para analizar estos casos, Goldman Sachs realizó un informe recientemente titulado “the rise of China’s new consumer class” en el cual se hacen comparaciones entre la capacidad de consumo actual y futura en estos dos países.

El poder de la clase media


Aunque China mantuvo un crecimiento promedio superior al 10% durante la última década, según cifras del FMI, la clase media del gigante asiático es todavía relativamente pequeña siendo poco menos del 11% de la población (aproximadamente 143 millones, la población de Rusia).

Además, cerca del 2% de la población económicamente activa (casi 15 millones de habitantes) pueden darse el lujo de pagar el puesto sobre la renta.

En esta categoría, el informe reveló que China posee aproximadamente 770,4 millones de trabajadores, mientras que Estados Unidos posee 146 millones. Por su parte, el ingreso per cápita Chino en 2014 llegó a ser de US$3.865 (el 8% del estadounidense).

No existe un solo tipo de consumidor chino


Como explica el informe de Goldman Sachs “el consumidor chino promedio no existe”. Estos pueden ser divididos en cuatro categorías:

Los ciudadanos más ricos
con un ingreso superior a US$500.000 anual.

La clase media de nómina publica con rentas superiores a US$11.733.

Los trabajadores que han migrado hacia las ciudades ganando cerca de US$5.858.

Los trabajadores rurales
que devengan menos de US$2.000 al año.

Si bien los ciudadanos ricos son menos de 1,4 millones en toda China, estas cifras demuestran el gran potencial de la demanda interna ya que las últimas dos categorías suman más de 500 millones de personas que eventualmente pueden ascender en estas categorías.

Otro dato a tener en cuenta es el nivel actual de consumo promedio. Mientras que en Estados Unidos un ciudadano gasta cerca de US$97 al día, un habitante de China no suele superar los US$7.

Inclusive, en informes realizados por el Foro Económico Mundial ya se habla sobre la posibilidad de que la clase media estadounidense se esté estancando debido al lento crecimiento de los ingresos. De igual forma la Organización Internacional del Trabajo (OIT) explica que los salarios reales apenas han crecido menos del 2% por año para los países desarrollados desde 2011.

En contraparte, los ingresos de los países emergentes han aumentado a tasas superiores a 4% y la tendencia de crecimiento de los salarios se desacelera para ambos grupos de naciones. Por tanto, el potencial de consumo chino puede aumentar en gran medida.

¿Qué puede cambiar en el futuro?


La comparación entre los patrones de consumo de China con los de Estados Unidos es un buen indicador de que se puede esperar en los próximos años a medida que aumentan los ingresos.

El informe de Goldman Sachs, explica que China supera a los Estados Unidos en el consumo de alimentos, ropa y se mantiene igual en productos para el hogar. El país norteamericano por su lado, consume más en salud, transporte y diversión.

Mientras que un ciudadano chino destina el 9,2% de su gasto en diversión, un estadounidense utiliza el 17,3%.

Los expertos consideran que el consumidor asiático se asemeja cada vez más al norteamericano. Por ejemplo, el crecimiento del gasto en películas, videojuegos o entretenimiento a través de tecnología se multiplicó por 8 en la última década.

Sin embargo, será el crecimiento de los países y en particular, el aumento salarial sostenido y la dinámica del mercado laboral lo que definirá cuál de los dos países se alzará como el consumidor más grande del planeta, título que por ahora Estados Unidos conserva.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?