| 1/17/2012 7:00:00 AM

Contraloría pide regular servicio de Valet Parking en Bogotá

El ente de Control evidenció entre otros problemas, que Valet Parking cobra más de lo estipulado, se apropia de la vía pública y no cuenta con póliza de accidentes fuera del parqueadero.

De acuerdo con la auditoría realizada por el ente de control a las ocho empresas dedicadas a prestar el servicio de conductores que trasladan sus vehículos desde los restaurantes, bares y otros establecimientos hasta parqueaderos permitidos en Bogotá, existen serias deficiencias.

Entre las faltas más relevantes detectadas por la Contraloría se encuentra que las pólizas no cubran accidentes fuera del parqueadero lo que es de gran relevancia debido a que los vehículos se entregan a sus dueños fuera de los sitios de estacionamiento

Así mismo, no se puede determinar el costo que se cobra a los clientes por el parqueadero, toda vez que no se discrimina el valor de cada uno de los servicios en la operación con el riesgo de incumplir la normatividad que fijó el distrito por el cobro de minutos

En tercer lugar, el uso indebido del espacio público vial, ya que en mucho de los casos los Valet Parking invaden zonas peatonales totalmente prohibidas en las normas locales y en el plan maestro de movilidad

En este sentido, la Contraloría pidió la inmediata intervención de las autoridades distritales ya que existen problemas que generan violaciones a las normas existentes.

Las empresas investigadas por el ente de control son: Parking Solutions, Ole Parking, Parking D.C, Caidco Group Ltda, City Parking S.A, International Parking y KuadraLoValet Parking El servicio de Valet Parking en Bogotá se conserva en las Zonas G y T, en el parque de la 93 y en el aeropuerto Eldorado”.



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?