| 7/6/2017 4:07:00 PM

Consumo interno podría seguir bajando este año

Siguiendo la línea sobre el tiempo de retraso entre una decisión del Banco de la República y su efecto sobre el comportamiento de los consumidores, se calcula que la dinámica interna empezaría su recuperación en el 2018 y no en el segundo semestre de este año.

Alianza Valores aplicó la norma de que las decisiones del Banco de la República toman entre ocho y doce meses para reflejar su efecto sobre las dinámicas de la economía nacional y lo que encontró es que “el rumbo del consumo de los hogares debería continuar con su tendencia bajista en la medida en que hasta ahora sigue siendo impactado por la subida de tasas del año pasado”.

Así, el repunte económico se daría entre el último trimestre de este año y el segundo del 2018. Es decir que las actuales reducciones en la tasa de interés del Emisor se verán reflejadas en un mayor PIB del próximo año, no de este como espera el Gobierno.

En ese sentido, Alianza destacó que cualquier teoría sobre un rebote económico debe tener en cuenta el consumo de hogares, que representa el 65% del PIB, y destacó que “no es coincidencia que tanto este sector (1,12%) como el PIB trimestral (1,10%) estén creciendo a las mismas tasas.

En ese contexto, las tasas de interés del Banco de la República toman relevancia pues el consumo es “el canal directo” que utiliza el Emisor para influir en el crecimiento económico del país, lo que convierte a esta variable además en la adecuada para medir el rezago de la política monetaria en el país.

“Al estudiar los últimos 7 ciclos de políticas monetarias (3 contraccionistas, 4 expansivos) encontramos que el efecto de tasas toma en promedio 12 meses en impactar al consumo”, explicó Alianza al señalar que con base en estos cálculos, el país volvería a crecer en los dos primeros trimestres del 2018, mientras que el último trimestre del 2017 sería también el último periodo en registrar la desaceleración económica.

Recomendado: Inflación vuelve a ubicarse en el rango meta luego de 2 años y medio

De acuerdo con la firma, actualmente la economía está recibiendo el efecto de la octava política monetaria contractiva del 2016, según su periodo de evaluación, y la reducción en tasas actual es la novena política, que además sería expansiva.

En ese sentido, Alianza concluyó que las actuales reducciones de tasas de interés del Emisor buscan estimular el crecimiento del PIB para 2018 y que “el consumo los próximos trimestres debería crecer a las tasas actuales o menores dado que aún está recibiendo el efecto de las subidas del año pasado. Esto implicaría un PIB por debajo de lo que el mercado está esperando actualmente”.

Fuente: Alianza Valores

Sobre el futuro de las tasas de interés, la firma señaló que la posibilidad de que el Banco de la República reduzca en otros 75 puntos básicos sus tipos de intervención, para cerrar el ciclo expansivo en la reunión de agosto, dependerá del dato de inflación de julio que se conocerá el próximo cinco de agosto y del PIB del segundo trimestre, que se conocerá el 15 de ese mismo mes.

Así, el Emisor reduciría las tasas en 25 puntos básicos durante su reunión de julio para llevar la tasa a 5,5% y en agosto, con una inflación que sería de 3,58% anual y un PIB trimestral que se acercaría a 0,9%, la autoridad monetaria bajaría sus tasas en 50 puntos básicos nuevamente.

Puede interesarle: Economía colombiana: ¿El vaso medio vacío?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.