| 12/28/2013 10:00:00 AM

Buenos cimientos para vivienda en 2014

Al sector le preocupan los ajustes en la tasa de interés hipotecaria, el impacto sobre el mercado del año electoral y los procesos de revisión de los Planes de Ordenamiento Territorial.

La trayectoria que han seguido las ventas de unidades de vivienda nueva reportadas en Coordenada Urbana, sugiere la continuidad de la buena dinámica comercial para lo que resta de 2013 y para el año 2014.

Los resultados de las estimaciones sugieren que a diciembre de 2013 a nivel nacional se venderán aproximadamente 144.971 unidades de viviendas nuevas, un incremento del 12,2% frente al cierre de 2012.

En el informe económico presentado por Camacol se plantean para 2014 tres posibles escenarios: se proyecta que en el contexto de un bajo desempeño se venderán 5% más viviendas que en 2013 correspondientes a 151.872 unidades, pero la inclusión del proyecto de las 86 mil viviendas bajo el programa VIPA (Vivienda de Interés Prioritario par Ahorradores) acentúa esta tendencia positiva de manera que podrían alcanzarse 189.671 unidades habitacionales vendidas.

Finalmente en un escenario de desempeño medio se espera un incremento del 7% en la venta de viviendas, es decir 9.800 unidades más que en 2013.

Al respecto, un estudio efectuado por el Departamento de Estudios Económicos y Técnicos de Camacol sugiere que la población potencial de hogares con ingresos entre 1 y 2 SMMV a la cual está dirigida la medida del VIPA es de cerca del 29,0% del total de hogares en el área urbana del territorio nacional.

De esta manera se encontró que los hogares caracterizados por este nivel de ingresos y que aún no cuentan con una solución habitacional propia es de cerca de 2´204.937 hogares según datos obtenidos mediante la Encuesta de Calidad de Vida 2012 (ECV) del Dane.

Además, se tuvieron en cuenta ciertas características de los hogares como su condición laboral, la estabilidad en sus ingresos, margen de ahorro y los gastos de ocupación en los cuales incurrían, esto con el propósito de identificar cuáles serían las mejores opciones en la implementación de la política, considerando las características socioeconómicas de los hogares a nivel regional.

Lanzamientos

Los resultados de las proyecciones de Camacol sugieren que los lanzamientos de nuevas unidades habitacionales no experimentarán cambios sustanciales. Se prevé de esta manera una reducción del 14% anual a diciembre de 2013, es decir 17.860 unidades menos que en 2012 cuando se registraron 125.670 viviendas puestas en el mercado.

En 2014, y teniendo en cuenta la dinámica inherente de los lanzamientos a nivel nacional, se proyecta un crecimiento del 3,5% correspondiente a 111.574 unidades en el acumulado anual. Ahora, si se supone la plena ejecución de las VIPA, este indicador experimentaría un incremento sustancial del 42%, lo que se traduce en 45.646 unidades más que se podrían lanzar comparadas con 2013.

Iniciaciones


El indicador de iniciaciones es un caso particular en el análisis de las proyecciones para el cierre del año 2013 así como para el año siguiente, pues no está influenciado únicamente por los programas del FRECH III y VIPA, sino que también se ve influenciado por el programa de las 100 mil viviendas gratuitas.

Al considerar eso, se espera que al cierre del año 2013 el indicador experimente un crecimiento del 86% en el segmento VIS correspondiente a 80.579 unidades iniciadas. Por el lado del segmento No VIS se estima una expansión del 12%, logrando así un indicador consolidado del 40% y 113.927 unidades para las 13 regionales de Camacol.

En 2014 con la ejecución de las VIPA y lo que resta del programa de las 100 mil viviendas, se prevé un aumento de 15.850 unidades iniciadas a nivel nacional lo que se traduce en un incremento del 10%, por segmentos el No VIS experimentará un crecimiento del orden del 13%, levemente superior al total, mientras que el segmento VIS crecerá al 7% aproximadamente.

Así las cosas, se espera que al final de 2014 con la ejecución plena de ambas políticas de vivienda se inicien 175.445 unidades.

PIB de edificaciones

Contemplando tres escenarios diferentes con supuestos que van desde incluir el impacto pleno de las políticas de vivienda, como un impacto parcial, variaciones en las condiciones macroeconómicas o simplemente la inercia natural del mercado, el PIB de edificaciones cerraría el año 2013 con un crecimiento del 11,5% anual.

Para el año 2014, las proyecciones de Camacol  sugieren una leve moderación en los niveles de actividad, experimentando un crecimiento en el rango del 6,9%, al 10,5% con un pronóstico puntual del 8,4%.

Por último, el gremio de constructores destaca los factores que vemos como positivos y negativos para el año 2014. Respecto al primer componente vemos buenos vientos en materia de generación de empleo, dinamismo en el consumo privado, canal crediticio, subsidio a la tasa de interés, programa VIPA, comportamiento de los destinos no residenciales y el potencial de las regiones intermedias.

Por el otro lado llama la atención sobre los ajustes en la tasa de interés hipotecaria, el impacto sobre el mercado del año electoral y los procesos de revisión de los Planes de Ordenamiento Territorial.

Bajo este panorama,  los constructores estiman un crecimiento del PIB edificador para el año 2013 del orden del 11,5% anual y del 8,4% anual para el 2014. 
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?