| 5/22/2012 5:00:00 AM

Construcción de 71.000 viviendas está embolatada

Luego de diez años de trabajo y tres de inversión en estudios técnicos, valoración de proyectos, compra de tierras, contratos e incluso estrategias de divulgación, el Plan Zonal del Norte sigue en el limbo a pesar de las inversiones por $10.000 millones.

La decisión del Alcalde de Bogotá de centrarse en una política de revitalización, deja por fuera del Plan Distrital de Desarrollo la posibilidad de que los suelos del Plan Zonal del Norte (POZ Norte) puedan ser utilizados para la construcción de cerca de 71.000 viviendas proyectadas por la Secretaría Distrital de Planeación, de las cuales alrededor de 17.000 serían de interés social.

Esta situación no sólo deja en el aire diez años de trabajo, debates, aportes e inversiones calculadas en cerca de $10.000 millones durante los últimos tres años, por parte de la Administración Distrital, sino que al reversar una decisión tomada por la anteriores administraciones le quita a Bogotá la oportunidad de generar 107.000 empleos directos en el sector de la construcción y aportar el suelo necesario para contribuir con la política anunciada por el Gobierno Nacional, de construir 100.000 unidades de vivienda totalmente subsidiadas para el próximo año, así lo denuncio la seccional de Bogotá de Camacol.

El gremio denuncia que la incertidumbre con el plan zonal deja una puerta abierta para la especulación de precios del suelo y para que las familias que no tienen acceso a la vivienda, ocupen ilegalmente parte de estos terrenos, generando sub desarrollo urbano y aumentando las condiciones de vulnerabilidad frente a riesgos ambientales, lo cual tiene un impacto negativo sobre las áreas que se deben concertar como reserva ambiental.

El otro aspecto que está en el limbo son las inversiones por $1,6 billones para la construcción de infraestructura de acueducto y alcantarillado, así como para la malla vial de 54 kilómetros de nuevas vías que estaban previstas para descongestionar el norte de la ciudad.

“Si bien la propuesta del Alcalde Petro de revitalizar el centro ampliado de Bogotá contribuye a ofrecer Vivienda de Interés Prioritario, no es suficiente para cubrir el déficit habitacional que tiene la ciudad en VIS y VIP y para apoyar la meta del millón de viviendas en el cuatrienio del actual gobierno”, señala Camacol.

El gremio le pide enérgicamente al Alcalde de Bogotá, Gusta Petro, que tenga en cuenta este aspecto, por que la ciudad no está constituida solamente por el centro.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?