| 11/4/2010 7:50:00 AM

Congreso aprobó exenciones para inversiones del Mundial Sub20

Este es uno de los requisitos que exigió la Fifa para entregarle a Colombia la sede del Mundial de Fútbol en la categoría Sub 20, que se realizará el próximo año. Con este paso, las empresas patrocinadoras, el personal de logística, equipos y demás personas que trabajen para el evento no pagarán impuestos.

La medida tiene un carácter transitorio y solo estará vigente unas semanas antes y durante de la realización del evento. La idea es exonerar del pago de aranceles, IVA y retención en la fuente para todos los elementos deportivos, logística, y demás transacciones que tienen que ver con la realización del evento deportivo.

La Federación Internacional de Fútbol Asociado tendrá derecho a un reembolso total del valor de los impuestos nacionales de valor agregado, impuestos nacionales sobre venta o similares en productos o servicios adquiridos.

A la salida de la jornada en el Congreso el ministro de Hacienda, Juan Carlos Echeverry señaló que estas deducciones no tienen un impacto fiscal significativo, porque se compensa con la gran oportunidad para el país de realizar este evento de talla mundial.

La redacción e impulso de este proyecto fue realizado entre el Ministerio de Hacienda y de Cultura.

Dichas exenciones son exigidas a todos los países cuando la Fifa los escoge como sede oficial.

La medida sólo tendrá vigencia para la realización del Mundial Sub 20, que se llevará a cabo en ocho ciudades, entre el 29 julio y 20 agosto del próximo año, el cual será el evento más importante para la Fifa durante el 2011 y el de mayor importancia en la historia deportiva del país.

Al proyecto le falta un debate conjunto en las plenarias de Senado y Cámara.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?