| 6/16/2014 9:30:00 AM

Con un ojo en la BVC y otro en el Mundial de Brasil

En el análisis de Valora Inversiones, Colombia es un país que vive fútbol, pero otros factores estadísticos y económicos guiarán la tendencia de la bolsa local.

Comenzó el Mundial de Fútbol Brasil 2014 y con él llegan las apuestas, las cábalas y las especulaciones, pero detrás de la fiesta futbolera sigue marchando el mercado de valores. Los traders y las firmas comisionistas que operan en la Bolsa de Valores de Colombia (BVC) deberán tener en cuenta los horarios y las implicaciones que tiene la presencia de la selección nacional en la competición.

Colombia es un país que vive fútbol, pero otros factores estadísticos y económicos guiarán la tendencia de la bolsa local y de su principal indicador, el Colcap.

Para tener en cuenta, en primer lugar, la BVC sigue teniendo correlación (aunque menor que en el pasado) con la bolsa de Nueva York en donde el Mundial se vive con menos intensidad. Esto representará que los flujos de operaciones pueden seguir llegando al país sin distinción de las fechas para los juegos en Brasil.

La influencia del Mundial de Fútbol podrá representar menores flujos compradores y reducciones en el número de operaciones. Para la muestra, un botón. El 11 de junio en la BVC se transaron más de $200 mil millones en acciones, mientras que el 12 de junio (con inauguración del Mundial a bordo) las transacciones cayeron 50% hasta los $100 mil millones.

Las estadísticas muestran que en junio de 2010, cuando se celebró el Mundial en Sudáfrica, el Colcap presentó una tendencia lateral en un rango entre 1.447 puntos y 1.466 puntos. Luego, una vez terminada la fiesta del gol, arrancó la celebración bursátil pues el índice llegó a su máximo histórico de 1.956 puntos en la primera semana de noviembre. Eso sin contar que Colombia no participó en ese Mundial, situación diferente en la actualidad, lo que evidentemente alejará los ojos de las pantallas de negociación para llevarlos a las de televisión.

Otro factor a tener en cuenta será que ya ingresó a los mercados financieros colombianos una gran parte de los grandes flujos externos que se esperaban por cuenta de noticias como la recomendación del banco de inversión estadounidense JPMorgan para aumentar la participación de la deuda pública colombiana en sus índices de países emergentes, así como el rebalanceo del índice MSCI liderado por Morgan Stanley y que tiene alta incidencia en la plaza bursátil local, el cual ajusto ya sus números.

De acuerdo con cifras del Banco de la República, en marzo se presentó una alta entrada de Inversión Extranjera Directa (IED) destinada a portafolio, principalmente a Títulos de Tesorería (TES). No se puede desconocer que el rally bajista en las tasas de los TES se replicó en los precios de las acciones que transan en la bolsa colombiana. La IED hacia inversiones de portafolio llegaba a US$4.188 millones al 23 de mayo pasado, creciendo 81% anual, una cifra considerablemente mayor, pero que ha bajado su ritmo en las últimas semanas.

Hoy el panorama es diferente, los grandes flujos han disminuido su intensidad y el dólar, aunque sigue bajando, se ha estabilizado en niveles cercanos a $1.890, siendo además una de las monedas más revaluadas entre los emergentes.

La divisa, tal como se había mencionado desde Valora Inversiones, mantiene las presiones bajistas que la han llevado a marcar mínimos en su precio, pero habrá factores para tener una mayor estabilidad y al mismo tiempo una menor volatilidad en lo que resta de junio a la espera de la próxima reunión de la Junta Directiva del Banco de la República.

Para tener en cuenta –por ejemplo- la cifra de crecimiento de la economía colombiana para el primer trimestre de 2014 se conocerá el próximo jueves 19 de junio. Pero, vaya coincidencia, ese día juega la Selección Colombiana de Fútbol su segundo partido del Mundial contra Costa de Marfil, seguramente buscando la clasificación a la siguiente ronda. Incluso, el Dane está evaluando modificar la hora de relevación de los datos del PIB (generalmente es a las 11 a.m.) para evitar que coincidan con el juego mundialista de la selección nacional.

La reducción en los volúmenes de negociación no significa que el mercado vaya a perder la senda alcista que ha ganado en los últimos días. Debido a ello, durante el Mundial de Fútbol en Brasil los operadores deberán tener un ojo puesto en los partidos y otro en la bolsa.

Es muy comentado dentro del mundo bursátil que no se deben analizar los mercados con “espejo retrovisor”, pero también se ha demostrado que quien no conoce su historia está condenado a repetirla.

Valora Inversiones

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?