| 12/8/2014 7:40:00 AM

Monedas latinoamericanas para esta semana

Un pronóstico oscuro sigue pesando sobre el comportamiento de las monedas de la región sur, consecuencia de los coletazos en Norteamérica.

Las monedas latinoamericanas seguirán débiles esta semana después de que unos números inesperadamente sólidos del empleo en Estados Unidos reforzaron las perspectivas de una subida de tasas de la Reserva Federal en 2015, golpeando a los activos de mercados emergentes.

Los empleadores estadounidenses incorporaron en noviembre la mayor cantidad de trabajadores en casi tres años al tiempo que crecieron los salarios, una señal de fortaleza económica que podría acercar a la Fed a subir las tasas de interés. Esto provocó caídas en las monedas regionales al cierre de la semana.

Un dato importante en el corto plazo será el reporte de la evolución de los precios al productor de Estados Unidos el mes pasado, que se divulgará el viernes. Los operadores esperan una lectura tenue, pero si resulta más fuerte de lo esperado, las monedas latinoamericanas profundizarían las pérdidas.

El peso colombiano fluctuaría entre 2.270 y 2.320 por dólar, según analistas. "Si la correlación entre el (precio del) crudo y el peso se mantiene, eso debe significar aún más debilidad del peso", dijo Esteban Tamayo, de Serfinco, en Bogotá.

El peso mexicano, en sus niveles más bajos en 30 meses, cotizaría entre 14,10 y 14,40 por dólar. Aparte del panorama de la Fed, la moneda continuará presionada por el desplome de los precios del petróleo ante temores de que impacte en proyectos de la reforma energética local.

El cuadro pinta igualmente pobre para el real brasileño que podría anotar una apreciación muy leve a 2,55 por dólar desde 2,60, dijo Reginaldo Siaca, de la correduría TOV. "Si se tiene en cuenta la perspectiva de una mejora de la política económica, el dólar debería estar un poco más bajo" contra el real, sostuvo.

El peso chileno también haría pie dentro de un rango de cotizaciones flojas, de 605 a 613 por dólar, dijo un operador en Santiago. "En los últimos días se ha visto una moderación en la escalada del tipo de cambio y algo de toma de ganancias en ciertos niveles de precios", sostuvo.

Análogamente, el sol peruano operaría entre las 2,940 y las 2,975 unidades por dólar, en sesiones volátiles con sesgo a la baja. La moneda peruana cerró el viernes en un nuevo mínimo de más de cinco años, a 2,955/2,956 unidades por dólar.

El peso argentino mayorista, que acumula una depreciación de casi un 24 por ciento en el transcurso del 2014, mantendría su tendencia de bajas ligeras frente al dólar. Operadores agregaron que la divisa doméstica iría hacia la zona de 8,57 a 8,58 unidades.


Reuters
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?