| 3/3/2015 7:00:00 AM

Los factores que afectarán el dólar esta semana

El precio del dólar ha venido subiendo de manera acelerada en las últimas jornadas. Los analistas evaluaron los factores que podrían impulsar una nueva alza durante esta semana.

Durante la semana pasada, la tasa de cambio local estuvo marcada por el quiebre alcista de máximos recientes (alrededor de los $2.470) con un cierre en $2.500 (nuevo máximo de los últimos 6 años) y una devaluación semanal de 1,7%.

Esta dinámica se presentó en medio de comentarios de la presidenta de la FED Janet Yellen en el Congreso de EE.UU. que fueron interpretados como suaves por el mercado (implicando moderada debilidad del dólar y valorización de Tesoros), pero que finalmente tienen un tinte más fuerte teniendo presente que Yellen sostuvo que la eliminación de la palabra “paciencia” en el comunicado significaría un cambio que permitiría subir la tasa de interés en cualquier reunión.

Adicionalmente señala Alianza Valores que, las cifras de IPC y PIB sorprendieron al alza, superando las expectativas del mercado, ante una inflación núcleo que se mantuvo estable en 1,6% (cerca de la meta de 2,0% de la FED) y un PIB que fue revisado a la baja menos de lo esperado (2,2%, est. 2,0%).

Todas estas publicaciones resultaron en un fortalecimiento del dólar frente a la inminencia del primer incremento de la tasa de interés en EE.UU. en los próximos meses. El índice DXY, que captura la evolución del dólar frente sus principales pares a nivel global, ajustó su mayor subida en el último mes y se encuentra en máximos desde 2003.

Esta será semana de reporte de mercado laboral de febrero en EE.UU., el cual capturará toda la atención del mercado y será clave para determinar futuros movimientos de la divisa. El miércoles se conocerá el informe de empleo, del cual se espera una creación de 220.000 puestos de trabajo, y el viernes se publicarán las cifras oficiales de tasa de desempleo (descenso de 5,7% a 5,6%) y cambio en nóminas no agrícolas (creación de 235.000 empleos).

Sin embargo, el foco del reporte será la variación anual del salario promedio hora, que en enero sorprendió al alza al mercado y favoreció la valorización del dólar. Si este dato supera el consenso de los analistas de un aumento de 2,1% se podría ver una acelerada devaluación del peso. Si está en línea o por debajo, la tendencia de mediano plazo se mantendrá, pero podría haber correcciones a la baja en la tasa de cambio local.

Alianza espera que en las próximas jornadas se vean niveles alrededor de los $2.600, por lo que considera que correcciones del dólar frente al peso hacia el rango $2.500-$2.517 son oportunidades de compra (con objetivo $2.600 y para detener pérdidas de $2.470) para pasar de largo el reporte de empleo en EE.UU.

Largo plazo

Fundamentalmente se mantienen las presiones devaluacionistas: Se espera que los flujos de dólares al país sigan desacelerándose.

El comportamiento de los flujos de capital externo al país efectivamente ha reflejado lo que los inversionistas han descontado frente a la caída de los precios del petróleo y la expectativa de subida de tasas FED.

Esencialmente, el descenso de la cotización internacional del hidrocarburo ha acelerado la ampliación del déficit comercial y ha generado el inicio de una fuerte caída de la IED que entrará al país este año, todo esto redunda en un dólar en el rango $2.600 - $2.800 en los próximos años según el análisis que hace Alianza Valores

En relación al primer tema, la balanza comercial se encuentra en terreno negativo desde mediados del año pasado y a noviembre de 2014 registraba un déficit en US$4.250 millones (al cierre del año habría superado los US$6.000 millones). Este deterioro de la actividad comercial externa no pararía ahí y este año el desbalance podría incrementarse hasta los US$10.000 millones ante la menor demanda de petróleo por parte de EEUU, la debilidad de la demanda global y unas importaciones que crecerían moderadamente.

En segundo lugar, los flujos de Inversión Extranjera Directa (IED), que son mucho más estructurales que los de Inversión Extranjera de Portafolio (IEP), han iniciado una caída representativa desde octubre de 2014 y a enero de este año se ubica en US$14.986 millones con un desplome anual de -11,4%. Es importante destacar que la IED al sector minero-energético empezó a caer de forma acelerada desde diciembre y se estima que este fenómeno continúe a lo largo del año, provocando una disminución de cerca del 30% del total de IED al final de 2015.

Entretanto, dado que la comisionista mantiene la expectativa de un petróleo por debajo de los US$40 en el primer semestre de este año, espera recortes de tasas de interés del Banco de la República en el segundo semestre de 2015 y estima una subida de la tasa FED en el segundo trimestre, tiene como meta los $2.600 en la primera mitad de 2015.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?