| 9/12/2016 12:01:00 AM

Las buenas ofertas laborales podrían escasear en 2016 ¿Por qué?

De acuerdo con la investigación nacional de salarios de Acrip a medida que el desempleo aumenta las condiciones de los nuevos trabajos empeoran.

El próximo año podría ser más difícil para muchos trabajadores dejar su empleo por uno mejor y es posible que oportunidades con mejores perspectivas de pagos y beneficios sean más escasas en medio del incremento del desempleo.

“Los que ya están en sus trabajos mantienen sus condiciones pero los que migran tienen condiciones menos favorables”, explicó a Dinero el director de la Investigación Nacional de Salarios de Acrip Lorenzo Ruiz.

Los nuevos puestos de trabajo que se generan ya no están en las mismas condiciones”, agregó.  

Lea también: Desempleo retomó fuerza en julio y alcanzó el 9,8%

Esta tendencia del mercado laboral puede explicarse más fácilmente con el sector petrolero. Durante los dos últimos años el desplome de los precios internacionales llevó a que las firmas se ajustaran el cinturón, cortaran gastos de manera agresiva y despidieran a cientos de personas.

Vea también: Soy ingeniero de petróleos y así sobreviví a la crisis 

Quienes se salvaron de la ola de recortes lograron mantener las condiciones laborales del sector con pagas similares a las del pasado y beneficios extra salariales igualmente atractivos. En contraste quienes fueron despedidos han tenido que cambiarse de sector o aceptar trabajos de menor calidad: es decir menos salario y menos ‘extras’. Algo similar está sucediendo en otros sectores.

Ruiz explicó que a medida que sube el nivel de personas desocupadas, la sobreoferta de trabajadores presiona hacia abajo los salarios. En ese contexto quizá el desempleo sea ‘manejable’ pero lo será a costa de condiciones menos buenas.

Sin embargo, el nivel general de los salarios seguirá subiendo pues no todas las personas se quedan desempleadas y están dispuestas a aceptar un trabajo peor al que tenían antes. Los empleados ya contratados recibirán aumentos en la mayoría de casos pero puede que los incrementos sean ‘moderados’ y cercanos al nivel de la inflación, contrario a lo que ocurrió en los últimos años cuando el promedio de los salarios subía uno o dos puntos por encima del costo de vida. 

Acrip proyecta que para 2017 el nivel general de salarios aumentará en 7,83% bajo el supuesto de que el salario mínimo suba un 8,3% y la inflación cierre el año en 7,5%.

Lea también: Inflación en Colombia se desaceleró y llegó al 8,1% en agosto

No todo el panorama es pesimista. Ruiz cree que con la recuperación de la industria, impulsada por el dólar, la economía irá generando nuevos puestos de trabajo. Adicionalmente la firma de la paz podría llevar al país a estar en una mejor posición para ofrecer condiciones atractivas a los empleados.  

¿Qué pasó con los salarios en 2016?

Este año las empresas fueron muy conservadoras en sus incrementos salariales según Acrip. En promedio los salarios subieron un 6,91% aunque el resultado fue ligeramente mejor en la ciudad de Bogotá. La medición del incremento se hizo con base a la paga garantizada de los empleados. 

La investigación también encontró que Bogotá y Medellín se consolidaron como las ciudades con mejores oportunidades de trabajo al concentrar a la gran empresa.

Por otro lado, Acrip destacó que está creciendo el número de compañías que ofrecen una paga variable a sus empleados. Mientras en 2015 el 45% de las compañías involucró este sueldo variable en 2016 el porcentaje subió al 56%.

Hacia adelante la tendencia podría continuar creciendo y abarcar posiciones que tradicionalmente no recibían comisión por resultados, según los expertos. La explicación es que la paga variable permite alinear los objetivos de los trabajadores con los de la compañía y mantener motivada a la fuerza laboral.   

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?