| 2/27/2015 7:15:00 AM

¿Por qué Fitch aplaude política tributaria de Colombia?

La calificadora de riesgo se dio a la tarea de analizar las necesidades de financiamiento de América Latina, después de que la región superará un año electoral (2014).

En consecuencia la calificadora de riesgo Fitch Ratings sostuvo que las necesidades de financiamiento de los gobiernos latinoamericanos disminuirán 4.3%, a US$481.000 millones aunque esperan que los requerimientos de fondeo seguirán superando el 7.8%.

La firma anticipó que dos tercios de la caída en las necesidades de apalancamiento provendrán de una reducción en las amortizaciones de deuda interna, la cual se verá parcialmente compensada por un aumento en los déficits fiscales de la mayoría de los soberanos de la región.

Para el caso de Colombia, el informe destaca que una de las acciones más criticadas por diferentes sectores, como la reciente reforma tributaria e incluso la formulación de un nueva y más estructural, son parte de una solución oportuna empleada por el Gobierno para impedir que el déficit fiscal siga ampliándose.

“La extensión de impuestos y medidas de contención de gastos en Colombia, al igual que las coberturas de petróleo y cortes presupuestales en México, podrían mitigar el riesgo de que los déficits fiscales empeoren para estos países en 2015”.

Aunque el informe en mención no se centró en la economía nacional, sí destaco brevemente las políticas macroeconómicas empleadas desde el Gobierno colombiano y mexicano, dos países que según Fitch saldrán mejor libradas tratando de reducir la brecha en sus déficits respectivos.

Por otro lado afirman que las contracciones económicas, precios bajos de materias primas y la falta de ajustes de política fiscal en un año electoral mantendrán los requerimientos de fondeo altos en Argentina (10.8% del PIB) y Venezuela (7.8% del PIB) en un contexto de opciones de financiamiento limitadas.

Sin embargo el panorama no es negativo en general pues también señalan que otras naciones como en el caso de Brasil, Perú y Uruguay han hecho hábiles operaciones de gestión de deuda que han mejorado su perfil de amortizaciones teniendo en cuenta que las regiones en mención cuentan con grado de inversión.

En el caso de aquellos que cuentan con un grado especulativo, tales como la República Dominicana y El Salvador, también han logrado extender sus vencimientos de deuda, mediante la emisión de bonos globales a largo plazo.

Para Shelly Shetty, Jefe del Grupo de Soberanos Latinoamericanos de Fitch, aunque la administración de pasivos prudente haya reducido las amortizaciones de corto plazo en varios países, existe el riesgo de que los requerimientos de endeudamiento sean más altos en 2015, especialmente en la medida en que el bajo crecimiento económico de la región, la caída en los precios de las materias primas y la continua presión sobre el gasto público lleven a un deterioro fiscal mayor al anticipado.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?