| 8/3/2015 5:00:00 AM

¿Cómo está la deuda externa de la banca colombiana?

Uno de los aspectos que más se monitorean hoy en día es la deuda del sector privado y expertos internacionales han señalado la importancia que su reciente evolución tiene para determinar la estabilidad financiera de las economías emergentes.

Ante el nuevo ciclo de tasas de la FED, los expertos reseñan la importancia que tiene el nivel de la deuda externa del sistema financiero para contener o elevar el riesgo de contagio externo y por eso mismo resaltan las lecciones que dejo la crisis de 2009 por los casos de España, Irlanda e Islandia.

Por eso no puede ser más oportuna la revisión trimestral que el Banco de la República viene haciendo pública desde este año sobre la evolución del endeudamiento externo de los bancos colombianos.

Con cifras a finales de junio de este año, la deuda externa del sistema financiero ascendió a US$13.080 millones con un repunte de apenas de 0,5% con respecto a junio de 2014  y reflejando una caída en el saldo de 2,8% frente a marzo de este año.

El nivel de endeudamiento ha aumentado en forma significativa desde 2010 pero su nivel actual no necesariamente significa un problema. En especial si se contempla que casi el 64% de la deuda externa de la banca es de largo plazo e hizo parte de la forma como se financiaron adquisiciones externas en Centroamérica.

A su vez, resulta importante señalar que las normas para evitar descalcez financieros en la banca local se ha aplicado a las subsidiarias colombianas en el exterior y hoy no solo en forma consolidada muestran que movimientos cambiarios no van a alterar la liquidez de la banca en dólares, sino que lo deben reportar mensualmente al banco central en las monedas de los países donde la banca colombiana tiene presencia internacional.



¿Por qué disminuye el endeudamiento externo de la banca?


Como se referenció en el último trimestre el saldo disminuye 2,8% frente al trimestre anterior. Las razones no provienen de problemas de oferta de crédito en moneda extranjera de la banca internacional a la banca local, pues la banca reporta que tiene cupos por US$20.000 millones y está usando apenas el 65% de los mismos. Es decir, la disminución del saldo no está asociada a un problema de acceso a financiación del exterior ni a menores líneas de la banca externa sino a una menor demanda de los clientes del sector real de la banca colombiana que suelen acudir a la banca colombiana para conseguir recursos de capital de trabajo (recursos de corto plazo) en moneda extranjera.

Precisamente, el Emisor viene usando una encuesta para consultar las condiciones del crédito externo de la banca y lo que allí se observa es que, excepto una entidad, los bancos colombianos manifestaron que la demanda de crédito del sector real es baja. Algunos casos por los que esa demanda disminuye están asociados a la volatilidad de la tasa de cambio, lo que genera menor interés por deuda externa. También ha influido una menor dinámica del comercio exterior con especial énfasis en una menor necesidad de financiar importaciones según el informe del Emisor.

Finalmente mientras Estados Unidos participa con el casi 39% de la financiación del banca colombiana, Europa y Canadá lo hacen cada uno con cerca del 28% y 25% respectivamente.

Mientras el ciclo de política monetaria en Estados Unidos parece va a ser más lento que en otras ocasiones, no se descartan que se presenten episodios que aumenten las tensiones financieras y por lo mismo, que las vulnerabilidades de las economías puedan agravar las consecuencias de mayores tasas de interés externas. Por eso revisar periódicamente el nivel de deuda externa del sector privado y la banca, sus vencimientos y su acceso a nueva financiación externa resulta importante para las autoridades y los agentes económicos.

Lea también:

1. ¿Por qué inquieta la deuda privada de mercados emergentes?
2. Carmen Reinhart : “No deben confiarse los países emergentes con que la FED suba más lento”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?