| 8/26/2015 5:00:00 AM

Empresas nacionales se benefician de la ubicación estratégica del país

Las empresas extranjeras están viendo cada vez con mayor atención a Colombia y no necesariamente por sus costos de producción. ¿Cuál es el atractivo?

En medio del debate sobre si las empresas se van o se quedan en el país, la semana pasada se inauguró en el municipio de Funza, Cundinamarca, la primera planta de ensamble de automóviles de la empresa china Fotón en el continente. Con una inversión de US$12 millones, la nueva fábrica de inversión china se destaca por dos particularidades:

1. La planta de ensamble operara bajo el modelo Profia (Programa de Fomento para la Industria Automotriz) instaurado por el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo en 2013, el cual permite a las ensambladoras y plantas automotrices importar sus insumos sin pagar arancel, siempre cuando estos no se produzcan en Colombia.

2.
La planta es la primera instalación de Foton en el hemisferio occidental y convierte al país en el centro de expansión hacia Centro y Sur América.

Estas condiciones, bajo las cuales operará la ensambladora, revelan ciertos puntos clave para la competitividad a nivel empresarial y a nivel país.

No es una cuestión de costos


La llegada de inversión extranjera a Colombia no solo responde a las buenas condiciones en las que se encuentran las empresas que invierten en el país (en los últimos años el crecimiento de Foton en Colombia ha superado el 52% anual) sino a que se espera que al funcionar bajo el modelo Profia, los nuevos autos ensamblados tengan una mayor calidad y un precio más competitivo para el consumidor final.

También se espera poder exportar los nuevos autos producidos en el país (específicamente el modelo Tunland y posteriormente la SUV Toplander) hacía los países vecinos. En este contexto, se adelantan negociaciones para aun pedido de 40.000 unidades por parte de Brasil en los próximos años, según Foton.

Pero, hay algo más. Según comenta el director de mercado de Foton para América Latina, Tony Fu, “los costos de producción no influyeron en la elección tanto del país como de la región en la que la planta se instalara”, la verdadera razón según Fu es “la posición estratégica del país”.

Los planes de expansión de la empresa hacía América Latina son prometedores (especialmente en Centroamérica) y Colombia es el punto de partida. Pero no solo Foton está aventurándose al mercado exterior, el Embajador de China en Colombia Wan Xiaoyuan afirma que “es una tendencia de las empresas chinas expandirse fuera de su territorio nacional” para incursionar en nuevos mercados y ampliar su cuota actual.

Inclusive la ubicación de la planta en el centro del país responde a una necesidad de mercado. Ricardo Molina, director de Foton en Colombia explica que “aunque se pensaron diferentes ubicaciones para la planta, incluyendo Cali y Bucaramanga” la zona centro del país resultó más atractiva por las industrias que hay a su alrededor y su localización para alcanzar la totalidad del territorio nacional.

La importancia de la asociatividad

Y es en las industrias que hay a su alrededor donde influye mucho el fomento para las empresas que decidan llegar al país.

Para Rafael Pérez-Uribe, docente de la Universidad EAN y director del programa G3Pymes, la llegada de nuevas empresas fuertes al país puede significar una gran ventaja para las mipymes (micro, pequeñas y medianas empresas) siempre y cuando realicen correctamente los modelos de asociación entre las empresas.

“No es que las grandes empresas acaben con las pequeñas si no que formen alianzas para ayudarles a crecer de la mano de su propio crecimiento”, explica Pérez-Uribe. Formar nuevas cadenas de valor intraindustriales puede ser la clave para el crecimiento de múltiples negocios en torno a los capitales extranjeros.

En este sentido, las empresas de manufacturas como tornillos, herramientas, siderúrgicas, entre otras de la zona se pueden ver muy beneficiadas con la llegada de la planta.

Además, la transferencia de conocimientos es predominante a la hora de hablar de emprendimiento e innovación. Permitir la transferencia de saberes - al traer no solo capital si no capacitación extranjera - que fomenten la productividad serán la piedra angular de la futura industria y su competitividad.

“Exportar es algo donde las pymes del país suelen fallar”
resalta el director del G3pymes, no sorprende entonces la importancia de aprender a producir de la mano maestra del exterior.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?