| 8/31/2010 11:45:00 AM

Comienza a ceder el desempleo

La tasa de desempleo en Colombia fue de 12,6% en julio pasado. Es la misma cifra del mismo mes de 2009. La tasa de ocupación es la mayor del decenio. Así lo reveló el Dane el martes.

La tasa de desempleo en Colombia fue de 12,6% en julio pasado, la misma cifra del julio de 2009.

En los procesos de empleo, como en los demográficos, los cambios ocurren de manera lenta. Por eso, en buena medida, el resultado del mes obedece al aumento en la tasa de ocupación, que empezó a manifestarse desde mediados de 2007. La tasa de ocupación es la relación porcentual entre la población ocupada y la población en edad de trabajar. En julio ésta fue de 62,6%, la más alta del decenio. En el último año se crearon 567.000 nuevos puestos de trabajo.

Este incrementó compensó el hecho de que la Tasa Global de Participación, que muestra la cantidad de personas que está empleada o buscando empleo activamente, también se incrementó fuertemente. Pasó de 53,9% a 54,7% entre julio de 2009 y julio último.

El aspecto débil de este escenario está en el subempleo. La tasa de subempleo aumentó notablemente al pasar de 10,9% a 13% entre julio del año pasado y julio de 2010.

Así, con los datos que acaba de revelar el Dane, se puede establecer que en Colombia hay 19 millones de personas ocupadas, 2,7 millones de desempleados, y 10,2 millones de subempleados.

La clasificación del Dane permite además distinguir entre subempleo subjetivo (7,4 millones de personas) y subempleo objetivo (2,8 millones de personas).

Por ciudades
De otra parte, Pereira, Popayán y Armenia siguen presentando los niveles más elevados de desempleo en el país. Pereira con 20,6%, Popayán con 18,6% y Armenia con 17,7%.

En el otro lado del espectro, Riohacha con 10,7%, Santa Marta con 9,9% y Barranquilla con 8,8%, son las ciudades con la menor tasa de desempleo del país.









¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?