| 2/11/2010 6:00:00 AM

Comienza la actividad en deuda corporativa

Los operadores del mercado estarán con los ojos puestos hoy en la primera emisión de bonos corporativos del año. El Banco Davivienda ofrecerá bonos ordinarios hasta por $500.000 millones. En febrero se esperan emisiones por casi $1,5 billones.

Después de un año con una dinámica de emisiones de bonos sin precedentes, $13,4 billones en recursos de financiación obtuvieron las entidades financieras y del sector real colombiano en el 2009, comienza la actividad en el 2010.

La primera emisión del año será de los $300.000 (que puede llegar hasta $500.000) del Banco Davivienda, adicionalmente Findeter, Banco Popular y Codensa se preparan para realizar emisiones este mes. En total en febrero las emisiones de deuda corporativa suman casi $1,5 billones.

 

Davivienda emitirá cuatro series de bonos que serán asignados por el método de subasta holandesa, a 18 meses indexados a la IBR con una tasa de corte máxima 1,30%, a 2 años indexados a la DTF con una tasa de corte máxima de 1,1%, a 3 años indexados a la IBR con una tasa de corte máxima de 1,60% y a 5 años indexados al IPC con una tasa de corte máxima de 4,40%.

 

Estas emisiones se van a ver beneficiadas por la liquidez definitiva que va a tener el mercado, pues $3,4 billones entran por el pago de los TES tasa fija con vencimiento el viernes y de algunos títulos de deuda privada que vencen en febrero y suman casi $1 billón.

Las emisiones del sector financiero más que para enfrentar necesidades de liquidez, son una jugada estratégica para obtener recursos a bajo costo. Tiene sentido cuando se piensa que la posibilidad de que el Banco de la República aumente sus tasas de interés de referencia va en aumento.

Adicionalmente, lo más probable es que las emisiones de este mes se realicen a plazos no mayores a 5 años, pues de lo contrario no resultaría tan rentable para los emisores, la tasas de los TES de referencia que son los indexados a la UVR y con vencimiento en 5 años el jueves era de 2,4%, una tasa con la que todavía pueden competir los títulos de deuda privada.

Por otro lado, los TES indexados a la UVR con vencimiento en el 2013 cerraron el jueves al 4,34, una tasa cercana a la que los analistas proyectan que terminará la tasa de referencia del Banco de la República este año, por lo tanto para los bancos no tendría sentido conseguir liquidez a tasas tan altas.

“Que la tasa de corte de los títulos Davivienda a cinco años indexados al IPC quede 100 puntos básicos por encima de la tasa de los UVR del 13, será una tasa muy buena para los inversionistas”, opinó Claudia Álvarez de Interbolsa.

La deuda corporativa sigue siendo una buena opción de inversión por varias razones, una es que permiten fácilmente diversificar el portafolio de una manera más segura. Además, las emisiones de títulos con calificaciones AAA tienen un gran atractivo por la tranquilidad que tienen los inversionistas acerca de la capacidad de pago del emisor y las bajas expectativas de valorización de los títulos de deuda pública por las preocupaciones acerca de la balanza fiscal y el entorno económico es otra razón por la que se espera que las próximas emisiones al igual que el año pasado tengan mayor demanda.

De las tasas de colocación que se logren en la jornada de hoy y del resto de las colocaciones del mes, dependerá que tanto inversionistas como emisores sigan con el entusiasmo que mostraron el año pasado.

 

En total, las emisiones que han sido aprobadas para el año 2010, superan ya los $6 billones. Bancolombia, Codensa, Homecenter, Cemargos, Banco de Bogotá y Banco de Bogotá son los emisores que están esperando la oportunidad para realizar sus emisiones.


 

 

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?