| 1/11/2014 10:00:00 AM

El número uno en comercio

El comercio exterior chino registró un crecimiento del 7,6% en 2013, con lo que supera a Estados Unidos, pese a no haber alcanzado las metas oficiales.

La administración de aduanas china informó que las exportaciones en comparación con el año anterior crecieron un 7,9% hasta los US$2,21 billones. Las importaciones crecieron un 7,3% hasta los US$1,95 billones.

La subida del comercio exterior en un 7,6% en su conjunto fue algo menor que la que se había trazado como objetivo el gobierno, de un ocho por ciento. No obstante se sitúa ampliamente por encima del valor alcanzado el año anterior (6,2%).

Frenos a la exportación

La inseguridad económica en el mundo, los crecientes costes laborales y la revalorización de la divisa china han perjudicado a los exportadores chinos.

En 2014, el comercio experimentará sin embargo una fase de ”estabilización y desarrollo”, según las previsiones chinas. El país deposita sus esperanzas en la Estados Unidos y la Unión Europea. “La recuperación en esos lugares debería sacar paulatinamente a la economía mundial de la crisis”, señaló el portavoz de la administración de aduanas, Zheng Yuesheng, acotando que con ello mejorarán las perspectivas de exportación para China.

Inalcanzable

Con todo, China ha conseguido superar a Estados Unidos y se coloca en la primera posición del comercio mundial. "Durante todo 2013 el comercio aumentó a US$4 billones y China superó a Estados Unidos como primera nación comercial del mundo", comentó el banco ANZ.

Las cifras anuales para Estados Unidos se conocerán en febrero, pero el comercio exterior estadounidense en noviembre no superaba los 3,56 billones de dólares (2,62 billones de euros), por lo que difícilmente podrá alcanzar a China, según los expertos.

DW/D.com
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?