| 5/16/2014 7:00:00 AM

Colombia, en la mira de canadienses

A pesar de que la balanza comercial entre ambos país sigue siendo deficitaria para Colombia (US$62,2 millones), se avecinan grandes inversiones en los sectores de infraestructura, telecomunicaciones y mineroenergético.

En entrevista con Dinero.com, la presidenta de la Cámara de Comercio Colombocanadiense, Olga Fernández de Soto, dijo que las empresas del país del norte están interesadas en traer sus recursos especialmente para la industria minera, petrolera, infraestructura vial y social, y el sector de las telecomunicaciones.

Fernández de Soto adelantó que muchas empresas canadienses están conversaciones para realizar negocios en Colombia y que hay importantes sumas de dinero de cooperación internacional que serán destinadas a la Reforma Agraria y el desarrollo rural del país suramericano.

Prueba del interés que ha suscitado Colombia para los canadienses es la apertura en noviembre de 2013 de la oficina de Export Development Canada (EDC), una especie de Bancoldex, -guardando las proporciones-, que prestará dinero a los colombianos que en su cadena de valor contraten a empresas canadienses, con especial énfasis en aquellas de los sectores de minería, petróleo e infraestructura.

Según los datos disponibles del Dane, las exportaciones de combustibles, aceites minerales y sus productos crecieron 777% al pasar de US$12,9 millones en el primer trimestre de 2013 a US$113,2 millones durante el mismo periodo de 2014. El total de ventas al exterior durante el primer trimestre de este año se incrementó casi el 159%.

Las importaciones desde Canadá suman aproximadamente US$1.000 millones CIF. Los principales productos que ingresan al país son lentejas, cereales, trigo, carne, cerdo, arveja, papel y cartón, y fertilizantes. Además, se ha aumentado la llegada de partes de aviones y diferentes tipos de aeronaves, así como de productos farmacéuticos.

En cuanto a las exportaciones lo que más se vende son café, aceites crudos de petróleo, flores, carbón, frutas tropicales, azúcar, y combustibles minerales para generación de energía.

“Tenemos que poner a Canadá en el radar. Hay algunos productos, especialmente los de retail, que las pymes no pueden exportar, no por barreras arancelarias, sino porque necesitan cumplir con exigencias de calidad y temas de responsabilidad social en sus cadenas de valor. Por ello hay que preparar a estas empresas para que puedan vender sus productos”, concluye Fernández de Soto.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?