| 12/13/2013 3:50:00 PM

Sigue la prevención en consumo

En noviembre, la confianza del consumidor sigue mostrando un proceso de recuperación aunque se mantiene por debajo de los niveles de un año atrás.

De acuerdo con la encuesta mensual de Fenalco, el 41% de los comerciantes reportó un crecimiento en sus ventas expresadas en cantidades frente al mes de noviembre del año anterior, en tanto que para el 22% hubo disminución.

Entre los sectores que reportaron mediocres resultados figura el de víveres y abarrotes. Destacados líderes de este grupo consideran que las promociones de los almacenes de gran formato han estimulado las compras anticipadas de estos productos, pero en sí los consumos no han aumentado: simplemente los hogares se “sobreestockean” aprovechando las rebajas.

Por el otro lado, la confianza del consumidor sigue mostrando un proceso de recuperación aunque se mantiene por debajo de los niveles de un año atrás. La disposición a comprar vivienda entre octubre y noviembre disminuyó en Barranquilla y Medellín pero aumentó en Bogotá y Cali. La disposición a comprar bienes muebles y electrodomésticos mejoró con respecto a noviembre de 2012.

Según los resultados de la medición de noviembre de la Encuesta de Opinión del Consumidor (EOC) de Fedesarrollo el Índice de Confianza del Consumidor (ICC) se ubicó en 23,1%.

Dicho nivel resulta inferior al reportado hace un año (25,3%) pero es ligeramente superior al registrado en el mes de octubre (22,3%) y refuerza el proceso de recuperación que se viene observando tras la caída que se presentó en el mes de agosto del presente año.

Entre octubre y noviembre, la mejora en la confianza de los consumidores se concentró en la ciudad de Bogotá. Las otras ciudades mostraron reducciones.

En el caso de Cali, el nivel de la confianza para noviembre de 2013 es superior al observado para el mismo mes de los tres años precedentes. En contraste, en la comparación interanual hay un deterioro en la confianza de los consumidores de igual magnitud en las ciudades de Medellín y Bogotá.

No deja de sorprender que a pesar de una devaluación del peso del 9.3% en lo corrido del año, los precios de bienes transables para el consumidor final hayan tenido un crecimiento muy leve, lo que sugiere una reducción en los márgenes de los detallistas. Los sectores de materiales de construcción, ferretería y remodelación de la casa reportaron buenas ventas.

La reciente buena dinámica de esta categoría se explica en alto grado por el aumento de la actividad edificadora para el estrato tres, motivado por el subsidio a la tasa de interés para este amplio segmento de la población según lo contempla el llamado PIPE (Plan de Impulso a la Productividad y el Empleo). También el sector de vehículos reaccionó en noviembre positivamente, y eso que hace un año se celebró en Corferias la Feria del Automóvil.

Las expectativas inmediatas, entre tanto, tuvieron un inesperado bajonazo y el porcentaje de comerciantes pesimistas pasó de 9% en octubre a 15% en noviembre.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?