| 4/3/2013 2:31:00 PM

Comerciantes bogotanos no se han arriesgado con los TLC’s

Los tratados de libre comercio que se creían serían una de las herramientas para mejorar la competitividad y la productividad de las empresas colombinas, no han sido aprovechados como se esperaba.

Un sondeo realizado por Fenalco Bogotá reveló que el 89% de los comerciantes bogotanos encuestados no han utilizado ninguno de los TLC’s vigentes. Mientras que sólo un 11% le han apostado a la apertura económica para aumentar su productividad.

Según el estudio, entre las razones que argumentan los comerciantes bogotanos encuestados para no utilizar los tratados, se destaca que el 34% de los encuestados esperan ver evolución de los mismos, el 24% no le interesa, el 15% no conoce nada de los TLC’s, el 20% tienen otras razones y el 4% desconoce cómo iniciar el proceso.

El director de Fenalco Bogotá, Juan Esteban Orrego Calle, aseguró que estos acuerdos comerciales son la oportunidad perfecta para incrementar la productividad de un negocio, pero cree que hay un problema de información y divulgación de los actuales TLC’s. Además hay miedo a la tramitología y hay desinterés.

Entre tanto, del 11% de comerciantes encuestados que sí aprovechan los acuerdo, el 56% ha trabajado con Estados Unidos; el 16% con China; el 10% con México; el 6% con Canadá, igual porcentaje para Europa; y un 3% con Chile, igual porcentaje para la Comunidad Andina de Naciones. 

El 53% prefiere comprar; el 25% vender; el 13% para identificar proveedores y el 6% para identificar distribuidores. 

Según el estudio de FENALCO Bogotá, el 75% de los comerciantes capitalinos encuestados, no han tenido ningún inconveniente; para el 15%, falta apoyo de las instituciones; y el 5% considera que falta asesoría permanente sobre el tema.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?