| 6/12/2013 5:20:00 PM

Colombia se puso las pilas en obras civiles

El impulso está argumentado por el incremento de 25,4% en las construcciones destinadas para la minería, centrales generadoras eléctricas y tuberías para el transporte a larga y corta distancia.

La inversión en obras civiles en Colombia registró un alza de 18% en el primer trimestre, en contraste con la caída de 9,1% en el mismo lapso del año pasado, informó el miércoles el Departamento Nacional de Estadísticas (DANE).

El indicador, que mide la inversión pública para la construcción de obras, es clave dentro del desempeño del Producto Interno Bruto (PIB), cuya cifra consolidada se conocerá la próxima semana.

La variación en el trimestre analizado se explicó en un incremento de 25,4% en las construcciones destinadas para la minería, centrales generadoras eléctricas y tuberías para el transporte a larga y corta distancia, destacándose las obras relacionadas con exploración y explotación petrolífera.

En tanto, las obras de ingeniería enfocadas a la construcción, mantenimiento, reparación y adecuación de infraestructura para protección ambiental aumentaron un 87 por ciento, precisó el DANE en un comunicado.

La semana pasada altos funcionarios del Ministerio de Hacienda anticiparon a Reuters que en los próximos días reducirán la meta de crecimiento de la economía para este año a entre un 4,4% y 4,5% desde una original de 4,8%, debido a las expectativas de que el primer trimestre haya tenido un débil desempeño.

El Banco Central estima que el PIB se habría expandido en promedio un 2,8% entre enero y marzo, con respecto al 5,3% que marcó en el mismo lapso del 2012.

En el acumulado de los últimos 12 meses hasta enero, la inversión en obras civiles registró un aumento de 4,8%, con respecto al mismo periodo del año anterior.

REUTERS
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 526

PORTADA

Estas son las pymes más ganadoras de Colombia en 2017

Las pequeñas y medianas empresas se ratifican como las locomotoras del país, no solo por su aporte al empleo, sino porque su menor tamaño les permite capotear mejor la desaceleración. Estas son las que más facturan.