| 4/21/2009 12:00:00 AM

Colombia pide US$10.400 millones al FMI

Se trata de un crédito flexible que solicitó el Gobierno a manera de contingencia. Será como un seguro ante cualquier eventualidad que se presente en medio de la crisis de la economía mundial.

El Ministerio de Hacienda y el Banco de la República solicitaron al Fondo Monetario Internacional (FMI) una línea de financiamiento contingente con plazo de un año por aproximadamente US$10.400 millones.

Esta línea, creada en marzo de 2009 por el FMI para apoyar a países en que los fundamentos económicos, el marco y la ejecución de políticas han sido sólidos, beneficia a las economías contra una eventual profundización o extensión de la crisis mundial.

El Director Gerente del FMI, Dominique Strauss-Kahn anunció que recibe con beneplácito el interés de Colombia de acceder a este apoyo financiero y resaltó que el país “tiene una trayectoria sostenida de políticas económicas apropiadas, así como fundamentos económicos y marcos institucionales muy sólidos”. Igualmente destacó que “las autoridades colombianas han respondido adecuadamente a los retos creados por la crisis financiera mundial y han demostrado estar comprometidas a continuar con esa firme trayectoria”.

El Director Gerente del FMI anunció que procederá rápidamente a solicitar al Directorio Ejecutivo del FMI que apruebe la solicitud de Colombia de acceso a la línea de crédito flexible.

Por su parte el Gerente General del Banco de la República, José Darío Uribe, dijo que “nos preparamos para una destorcida de la economía mundial cuando ésta se encontraba en bonanza. Ahora tenemos una política monetaria anti-cíclica y buscamos protegernos aún más para una eventual intensificación de la crisis global, así sea esto un evento de baja probabilidad”, al momento del anuncio.

Destacó el Gerente General del Banco de la República que “a esta línea de contingencia, creada el 24 de marzo de 2009, solo acceden los países que tienen una trayectoria de políticas económicas sanas y un marco institucional fuerte. Esa situación fue reconocida por el Director General del FMI en Washington, al anunciar que recibe con beneplácito la solicitud y destacar que las autoridades colombianas han respondido de forma apropiada a la crisis financiera global y han demostrado su compromiso con el mantenimiento de esa sólida trayectoria. En esa dirección, la aprobación de la línea es una señal de confianza en la economía colombiana y en el manejo de su política económica”.

El Gerente General aclaró que una vez aprobada la línea, el acceso a los recursos no está sujeto a ninguna condicionalidad por parte del FMI y podrá ser usada de manera contingente. Esto significa que la línea estará disponible para cuando se necesite. Considerando su naturaleza precautelativa, las autoridades no tienen intención de utilizarla a menos que las condiciones externas lo requieran.

Las autoridades monetarias nacionales consideran de la mayor importancia asegurar un financiamiento externo adecuado de la economía. El acceso a la nueva línea de crédito del FMI garantizará un monto significativo de recursos contingentes, lo cual facilitará el acceso al financiamiento externo de las empresas y el gobierno, a un menor costo.

A diferencia de los tradicionales créditos stand by del FMI, no existe condicionalidad para acceder a los recursos. Dada la naturaleza de esta línea de crédito solicitada, el país no está obligado a desembolsar los recursos una vez sea aprobada. Podrá hacerlo cuando lo considere conveniente y en forma total o parcial. En las circunstancias actuales y previstas, las autoridades no estiman necesario hacer uso de los recursos, pero juzgan prudente contar con ellos en la eventualidad de un escenario externo más adverso.

El Banco de la República, sostuvo que las autoridades económicas han adoptado una política anti-cíclica para moderar el impacto de la crisis mundial en el crecimiento y el empleo. En el frente monetario, las tasas de interés de intervención del BR han sido reducidas 300 puntos básicos, el encaje ordinario promedio fue disminuido un punto porcentual y la tasa de cambio ha flotado libremente.

En el frente fiscal, el gobierno nacional permitirá una ampliación del déficit público y ha emitido en lo corrido del año bonos en el mercado internacional por US$2.000 millones. De este monto, la mitad son para prefinanciar las necesidades de 2010. Adicionalmente aumentó el acceso a recursos del BID y la CAF. A lo anterior se suma que en Colombia, el sistema financiero se ha mantenido sólido y líquido, y además, el canal de crédito continúa activo.

Según el Banco de la República, con esta solicitud confían que con estas medidas se atenuarán los efectos negativos de la crisis internacional y del deterioro de la confianza de las empresas y los hogares.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?