| 6/18/2012 10:00:00 AM

Colombia no le tiene miedo a la turbulencia internacional

El Presidente Juan Manuel Santos declaró al llegar a México, donde participará en la Cumbre del Grupo de los 20 (G-20), que la economía colombiana está mejor preparada para enfrentar la turbulencia internacional.

Así lo manifestó al llegar la ciudad mexicana de Los Cabos, donde se lleva a cabo la reunión, que calificó como interesante pero difícil, ya que la economía mundial es como un barco a la deriva.

“Nosotros afortunadamente estamos, no totalmente blindados, pero sí por lo menos protegidos. Tenemos unas reservas altas tenemos una inflación baja, tenemos un déficit fiscal cada vez más reducido, somos de los países que tenemos mejor crédito en todo el planeta y además tenemos una política macroeconómica que está siendo exaltada por el mundo entero. Pero eso no quiere decir que esa turbulencia nos afecte”, explicó.

El Jefe de Estado indicó que para Colombia es un privilegio haber sido invitada a esta reunión, ya que el G-20 es la instancia más importante del mundo en materia de decisiones que afectan la economía y el bienestar de todo el planeta.

“Por eso nos sentimos muy honrados y muy privilegiados de estar aquí”, dijo.

Advirtió que “la economía internacional es como un barco a la deriva en un mar picado. Es un barco que tiene huracanes por todos lados y por eso la importancia de esta reunión es darle un rumbo a ese barco, es darle un futuro certero a las economías del mundo”, agregó.

El Presidente Santos señaló que además de participar en la Cumbre del G-20, tendrá una amplia agenda de compromisos bilaterales y se reunirá con los Jefes de Estado o de Gobierno de Francia, Italia, Japón y la Federación Rusa.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?