| 2/23/2016 12:06:00 AM

¿Podrá Colombia crecer más y aumentar el ingreso de sus habitantes?

La pobre productividad, gestión pública y movilidad social, son aspectos que han impedido que Colombia aumente el ingreso de sus habitantes y estimule el crecimiento de la economía. ¿Cuáles son las estrategias que propone el BID para que Colombia logre tener un crecimiento sostenido?

En días pasados en un evento realizado por foros Semana, en conjunto con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), se presentaron las ideas referentes a la investigación realizada por el BID: Colombia, hacia un país de altos ingresos con movilidad social.

El documento plantea que en los últimos 20 años Colombia pasó de ser un país de ingresos bajos a un país de ingresos medios. Esto se ve reflejado en que en el nuevo escenario, la clase media incluye al 55% de los hogares colombianos.

Además, el texto aclara que con un crecimiento sostenido Colombia tendría la posibilidad de ser un país de ingresos altos, con una clase media de alrededor del 70% de la población en los próximos 20 años. Según el BID, este crecimiento sostenido, significa que la economía tendría que crecer de forma sostenida al 6% anual.

De esta manera, Colombia tendría el potencial de llegar a un ingreso per cápita anual de US$30.000, más de dos veces el ingreso per cápita actual (US$12.000).

Sin embargo, existen ciertos desafíos en Colombia que limitan y dificultan el crecimiento para lograr las metas planteadas. El BID resalta tres áreas principales:

  1. Estancamiento de la productividad de la economía: hay una limitada inversión en innovación, infraestructura, poco financiamiento del sector productivo, baja productividad de la agricultura y poca calidad de la educación.
  2. Efectividad de la gestión pública: se necesita una nueva reforma tributaria para aumentar niveles de inversión pública y más calidad y eficiencia del gasto público y de la justicia.
  3. Consolidación de la clase media y movilidad social: se requiere la disminución de la pobreza y la pobreza extrema, reducir los niveles de informalidad, consolidar un sistema pensional inclusivo y facilitar el acceso de todos a los servicios básicos.

Teniendo en cuenta esto, la estrategia del BID está enfocada a apoyar cada uno de los desafíos nombrados, con el fin de crecer sostenidamente y lograr ser un país de ingresos altos con movilidad social en los próximos 20 años, pero ¿cómo enfrentar estos desafíos?    

Estancamiento de la productividad de la economía

Ante un complejo escenario de este aspecto actualmente, hay algunos puntos fundamentales para afrontar los desafíos de productividad. En primer lugar, está aumentar continuamente la inversión en investigación y desarrollo, proyectando que represente aproximadamente 2,3% del Producto Interno Bruto (PIB) al 2035. Actualmente representa menos del 1% del PIB.

Fuente: BID

Otro aspecto principal, hace referencia a desarrollar el capital humano de forma masiva, con estrategias como la inversión de US$350 millones para la formación de 4.000 nuevos investigadores anualmente. Así mismo, se proyecta que para lograr un nivel aceptable de calidad de la educación se requeriría una inversión de 1,3% del PIB.

Efectividad de la gestión pública

Fortalecer el papel de las instituciones del Gobierno es uno de los puntos principales de este ítem. Las reformas para aumentar la rendición de cuentas y la transparencia del Estado requieren de un mejor monitoreo del desempeño, una mejor gestión estratégica y una mejor comunicación. Actualmente, Colombia posee unos de los más bajos índices de gobernabilidad en la región.

Fuente: BID

Luis Alberto Moreno, presidente del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), hizo énfasis en la importancia de acordar una reforma tributaria integral que genere recursos para solventar programas sociales. "Si no se hace la reforma no se llegará a ser un país de altos ingresos, no se podrá ampliar la base de contribuyentes, eliminar exenciones y combatir a los evasores de impuestos", indicó Moreno.

Consolidación de la clase media y movilidad social

La implementación de medidas para estimular la el traslado de trabajadores del sector informal al sector formal es una de las propuestas. Para esto, el BID plantea implementar subsidios a las empresas para la contratación de trabajadores formales a un costo de alrededor del 0,6% del PIB. Con esta medida, se podrían formalizar 1,5 millones de trabajadores informales.

Otra de las medidas, es aumentar la capacidad y la inversión para mejorar el acceso y equidad, basado en la atención privada en salud y una ampliación de la infraestructura y equipamiento en zonas rurales y apartadas mediante alianzas público privadas. Esto podría significar una inversión del 0,07 del PIB anualmente.

En conclusión, ¿cuánto se necesita?

Actualmente, la inversión pública representa 3,6% del PIB, sin embargo, las estrategias planteadas por el BID, se aproximan a una inversión estimada del 7% del PIB.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?