| 9/23/2015 5:00:00 AM

¿Cómo va Colombia en la vitrina en Italia?

La bandeja paisa se hizo famosa en el pabellón de Colombia en Expo Milán. Pero además del plato típico antioqueño, ¿qué otros productos han tenido acogida en el evento?

La feria de Expo Milán, es una vitrina para dar a conocer productos nacionales en Italia y a su vez es una plataforma para promover las exportaciones de bienes de consumo menos tradicionales del país como las frutas tropicales.

Esta exposición universal de la industria alimenticia es una de las más grandes del mundo, por el número de visitantes que espera, pues en sus primero 4 meses los visitantes suman más de 20 millones de personas, de las cuales alrededor de 1 millón han visitado el pabellón del país.

La presidente de ProColombia, Maria Claudia Lacouture, le resumió a Dinero el balance del pabellón colombiano en el país europeo en los últimos 4 meses de exposición.

De acuerdo con Lacouture, el café sigue siendo el producto bandera del país, pues la tienda de la Federación Nacional de Cafeteros ha servido más de 65.000 tazas de las variedades de Sierra Nevada y Nariño.

Sin embargo, ProColombia, en un trabajo articulado con el Ministerio de Agricultura y los gremios del sector, le sigue apostando a la promoción de otros productos agroindustriales exportables tales como: “la panela, el cacao fino de aroma, las flores y las frutas exóticas como granadilla, tomate de árbol, feijoa, gulupa, lulo, limón tahiti, maracuyá, uchuva y aguacate”. La estrategia para dar a conocer estos productos es ofrecer degustaciones y dándolos a conocer a los posibles compradores.

Lacouture también se refirió a que además de ser una ventana para los productos nacionales, también se promueven los negocios, pues se han desarrollado “12 jornadas de promoción comercial, de inversión y turismo ante más de 380 empresarios e inversionistas italianos”.

También se han llevado a cabo “50 reuniones privadas con representantes de sectores como el agroindustrial, la banca, los fondos de inversión y los operadores turísticos”, todo esto en coordinación con aliados de ProColombia como la Federación Nacional de Cafeteros, Fedepalma, Asocaña, Asocolflores, la Gobernación del Valle, la Sociedad Portuaria de Cartagena, entre otros.

De acuerdo con Lacouture, la presencia de Colombia en Expo Milán 2015 es estratégica, pues es la vitrina para los productos con potencial del país en uno de los países miembros de la Unión Europea y en el segundo destino de exportaciones del país, tercer emisor de turistas extranjeros y segundo proveedor de inversión extranjera hacia Colombia.

Expo Milán 2015 es “una cita a la que acuden las principales economías del mundo con pabellones en los que están mostrando su diversidad y su potencial agroindustrial, así como lo viene realizando Colombia”.

Lacouture resaltó que además de la agroindustria, las empresas italianas tienen reconocida experiencia en los sectores de “energías renovables, automotriz, y metalmecánico, y es allí donde el país tendría más oportunidades de impulsar las compras de Italia”.

Al mismo tiempo, Italia ha visto a Colombia como un destino importante para la inversión acumulando entre el 2000 y 2014 más de  US$3.840 millones.

Pese a las buenas relaciones comerciales entre ambos países y al éxito que se ha tenido en la feria, Lacouture también reconoció los desafíos que quedan por delante para la industria colombiana, asegurando que “hoy por hoy los mayores desafíos a la hora de hacer negocios son la innovación, la calidad y, muy importante, el cumplimiento“. Hábitos que faltan por desarrollar por parte de los empresarios colombianos.

“En ProColombia insistimos mucho en la construcción de una reputación seria en el mundo de los negocios para que Colombia siga creciendo a buen ritmo, de la mano de los empresarios”, concluyó la funcionaria.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?