| 7/20/2010 5:00:00 AM

Colombia es la estrella del sur

Un artículo publicado por la revista Newsweek afirma que Colombia es estable, próspera y democrática. Se ha convertido en una estrella brillante en la constelación de América Latina. El país está ganando prestigio e influencia internacional de acuerdo con el autor.

Un artículo de la revista Newsweek afirma que Colombia se ha convertido en un país para ver en el hemisferio. En los últimos ocho años la nación pasó de los delitos y las drogas a un estado dinámico y próspero. Destaca el aumento en la producción de petróleo y gas, al igual que el índice Morgan Stanley Capital Investment MSCI subió un 15% entre enero y junio, más que cualquier otra bolsa de este año. Así mismo, el artículo hace un recuento económico, electoral y político de la situación en el país. Estos son los apartes más importantes.

Economía colombiana
De acuerdo con la publicación, la situación colombiana es más que una corrida de toros. Desde 2002, la inversión extranjera directa ha aumentado cinco veces pasando de US$2,000 millones a US$10,000 millones. El PIB per cápita se duplicó a US$5,700.

“Colombia se ha convertido cada vez más en la estrella brillante en la constelación de América Latina ", afirmó el analista de mercados emergentes Walter Molano de BCP Securities.

Por su parte, Michael Geoghegan, consejero delegado de HSBC, eligió a Colombia como un líder de un bloque emergente de las potencias medianas, los Civets. "Estos son los nuevos Bric", dijo.

Política nacional
El artículo subraya que existe una característica que separa a Colombia del resto de la ‘manada’. En una región caracterizada por el desvanecimiento de autócratas golpes-en-el-pecho-como el del presidente Hugo Chávez de Venezuela, y los 'encantadores' populistas como Cristina Fernández de Kirchner, de Argentina. Colombia ha llegado a no confiar en las personalidades, sino en las instituciones basadas en el imperio de la ley.


La prueba del argumento anterior: La elección como presidente de Juan Manuel Santos. “Un ex ministro de Defensa conocido como tecnócrata, que trabajó durante años en la sombra de su predecesor, Álvaro Uribe. El  líder popular y aparentemente insustituible. Las políticas de línea dura de este presidente contra las drogas y matones rescataron a la nación de la ruina casi segura”, escribió el autor del artículo.

Se resalta que contra todo pronóstico, La Corte Constitucional rechazó la oferta de reelección del presidente Uribe, una muestra de nervio institucional que tocó la fibra sensible en una región que todavía se encuentra pobladas por líderes con 'mal oído'. "¿Puede usted imaginar los tribunales argentinos decirle que no a Cristina Kirchner?", dijo Riordan Roett, académico de Johns Hopkins.

 

 De acuerdo con el artículo, el resutaldo de las elecciones demostró  los colombianos no buscaban personalidades, sino continuidad de polìticas. Como la de seguridad, el libre mercado y una democracia basada en normas. Los votantes aparentemente querían las políticas originales, no una copia.

 

Juan Manuel Santos obtuvo un récord de 9 millones de votos, un triunfo más grande incluso que el de 2006 de su predecesor. "Ya sea en la seguridad, la estabilidad democrática, o la vitalidad, la fuerza de la democracia colombiana está ahí para que todos lo vean", afirma  Eric Farnsworth, vicepresidente del Consejo de las Américas.

El autor describe a Santos como un guerrero poco común. Él es el heredero de una poderosa familia colombiana. Su tío abuelo fue presidente (1938-1942), y durante décadas sus familiares controlaban el país y el más grande grupo de medios de comunicación, el periódico El Tiempo. Además resalta toda su carrera política y sus logros como el de la Operación Jaque. 


Así mismo, la publicación destaca que los grupos guerrilleros, no han sido derrotados, y la delincuencia callejera se ha incrementado en Medellín y Cali. Entre 3 y 4 millones de personas se encuentran desplazados después de años de enfrentamientos entre los diferentes grupos armados.

 

Sin embargo, aunque la economía está creciendo a ritmos 4,4 % al año, Santos hereda la segunda tasa más alta de desempleo en el continente (12%). Aproximadamente, 45% de la población bajo la línea de pobreza (17 % en la extrema pobreza), y una guerra fría con la vecina Venezuela, que ha paralizado las relaciones con el socio comercial más importante de Colombia después de los EU.

El autor finaliza el artículo con la siguiente pregunta. ¿Puede Santos transformar el prestigio nacional en internacional? Asegura que hasta ahora, sus compatriotas han sido consumidos por las batallas internas de ir mucho más allá de la frontera. Colombia no tiene ni la riqueza ni el poder necesarios para competir con Brasil, donde el carismático presidente Luiz Inácio Lula da Silva sigue siendo el centro de atención diplomática en América Latina.


"Pero mientras el coloso del barrio parece decidido a golpear con su peso por cortejar a los tiranos (como Mahmoud Ahmadinejad de Irán) y de mantenimiento de las naciones occidentales con el brazo extendido, Colombia está ganando prestigio e influencia. El país es próspero, democrático y pro-occidental y con un nuevo líder más conocido por sus logros que por su aura de la nación más conflictivas en el hemisferio está llegando ahora a su repertorio", concluye el artículo.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?