| 6/7/2017 12:01:00 AM

Economía colombiana: Las esperanzas están puestas en el segundo semestre

Luego de un primer trimestre más bajo de lo esperado y un segundo trimestre que no parece ser mucho mejor, el mercado espera que en la segunda mitad del año el panorama sea diferente.

La esperanza del crecimiento del país para este año está puesta en la construcción. Un sector que todavía no despega, a la espera de los cierres financieros y ejecución de las vías 4G y la compra de vivienda en el segmento No VIS que ahora recibirá más subsidios para la compra de vivienda nueva.

Tanto el Gobierno como el mercado esperan también que el consumo se reactive como consecuencia de las menores tasas de interés en el sistema financiero, luego de que el Banco de la República redujera su tasa de interés hasta 6,25% al ver una inflación más estable y en descenso, comparada con una economía que crece por debajo de todo pronóstico.

Por un lado está el pronóstico de inflación. El mismo Banco de la República proyecta que este indicador termine su tercer año por encima del rango meta pero “muy cerca al 4%” y que al finalizar el 2018 ya esté por lo menos cerca al 3% que es el objetivo de largo plazo del Emisor.

Recomendado: El sistema financiero está preocupado por la coyuntura nacional

En una línea similar están los analistas que si bien han reducido sus expectativas para los próximos años y las han anclado nuevamente a la meta, advierten que este año no se cumplirá la meta de inflación pues se espera que por un efecto de base, en el segundo semestre el indicador no presenten tan buen desempeño como en igual periodo del año anterior.

Además aún faltan factores por medir, como los numerosos paros que está teniendo el país en este momento. Uno de ellos es el de Buenaventura, que terminó este martes luego de más de 20 días, y que seguramente provocará el aumento de precios en algunos productos y el clima, las semanas pasadas tuvimos unas lluvias que tuvieron un impacto importante que aún falta medir.

Este es uno de los factores que generan la disyuntiva a la que el Banco de la República se ha enfrentado durante los últimos meses para tomar sus decisiones de política monetaria. El otro factor es el crecimiento que desde el primer mes del año dio señales bajas y en efecto el PIB del primer trimestre fue de apenas 1,1%.

El inesperado resultado llevó a que los analistas revisaran a la baja sus proyecciones de crecimiento y las ubicaran en un promedio inferior a las del 2016. El equipo técnico del Emisor se le adelantó al resultado del Dane y desde muy temprano en el año advirtió sobre los riesgos a la baja del crecimiento económico para este año y llevó su proyección total de PIB desde 2% hasta 1,8%.

Puede interesarle: Banqueros ven “muy difícil” que se cumpla el pronóstico de 2,5% de PIB este año

Sin embargo, el Gobierno se mantiene firme en su pronóstico de 2%, igual al crecimiento del año anterior y suele responder que mientras el Banco de la República está en el grupo de pronósticos más “pesimistas” para este año, los multilaterales tienen incluso mejores proyecciones que el país. El Fondo Monetario Internacional, por ejemplo, tiene una previsión de 2,3% disminuida también desde 2,5%.

“Uno de los grandes inconvenientes que tuvimos este año fueron los escándalos de corrupción, Odebrecht y todos los que vienen detrás, porque no solamente limitan las obras sino que limitan la ejecución de las mismas y los cierres financieros, etc. y eso tiene un efecto en cadena para todos los rubros”, advirtió Camilo Silva, cofundador y CEO de Valora Inversiones.

En ese sentido el rector de la Universidad del Rosario, José Manuel Restrepo, le dijo a Dinero que el escándalo “llegó en un pésimo momento porque con lo que ha sucedido hasta el momento con Odebrecht, especialmente en otros casos similares, hay una gran preocupación de las entidades financieras que llegaron limpiamente a financiar proyectos y que están comprometidas hoy porque sus socios seguramente cometieron irregularidades”.

Lea también: Inversión y exportaciones afectaron el crecimiento del PIB en el primer trimestre

Con la desaceleración de la economía, llega también el aumento del desempleo que el Grupo de Investigaciones Económicas de Bancolombia pronostica que cierre 2017 en 10,4%, un aumento de 60 puntos básicos con respecto al cierre de 2016, que fue de 9,8%.

El panorama para el primer semestre no es muy alentador, por lo que las apuestas están en el segundo semestre. Por un lado, la disminución de tasas de interés por parte del Banco de la República deben seguir su transmisión a los créditos a los que acceden los colombianos con lo que el consumo debe aumentar, la ampliación del subsidio a la tasa de créditos para vivienda No VIS debería impulsar la compra de este bien y se esperan los anuncios del plan de choque de regalías y Electricaribe.

Adicional, se espera que  este año se dé el cierre financiero definitivo de otros diez proyectos de vías de Cuarta Generación que sumarían recursos por $11,7 billones. La construcción de estas vías generará empleo y consumo en el mediano plazo y cuando las obras se entreguen, deben mejorar la competitividad del país y disminuir el tiempo de productos importados y exportados lo que también debe permitir un mejor crecimiento nacional.

Recomendado: Proyecciones pesimistas y optimistas sobre la economía del primer trimestre

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 524

PORTADA

Así es el mercado de los bufetes de abogados en Colombia

En un año que no resulta fácil para la economía, la actividad de las firmas legales está más dinámica que nunca. Los bufetes de abogados se juegan el todo por el todo.