| 1/31/2012 7:00:00 AM

Colfecar le pide a Petro no abandonar proyecto ALO

La agremiación del sector transportador manifestó su preocupación y extrañeza frente a la posibilidad de darle otra prioridad a la Avenida Longitudinal de Occidente. Abogan por medidas urgentes para solucionar la congestión de este tipo de transporte en la ciudad.

En una carta enviada al Alcalde de Bogotá, Gustavo Petro, el presidente de Colfecar, Jaime Sorzano, dijo que a pesar de que se escuchó la decisión de suprimir la ALO en su concepción original de servir, entre otros, especialmente a la movilidad del transporte, mediante un corredor de norte a sur que sirve a la vez como "tipo variante" para evitar el ingreso de vehículos de carga a la ciudad, no han escuchado tipo alguno de solución subsidiaria o alternativa a la grave situación del modo carretero de carga en Bogotá, uno de los principales centros receptores de mercancías.

“Tal decisión ha venido acompañada además por la disposición del señor Gobernador de Cundinamarca, de impedir el uso de la Autopista del Sur para el tráfico automotor de carga”, dice la carta.

Colfecar pide que en los planes para solucionar la movilidad no solo se debe pensar en los carros particulares, sino en el trasporte de carga, debido a que la demanda agregada vehicular de Bogotá, exigía a partir del año 2003 la construcción de al menos 4.780 kms/carril, de nuevas vías, de las cuales la ejecución no supera el 10% y no se han adelantado gestiones concretas para los vehículos de carga.

En Bogotá circulan aproximadamente 117.000 vehículos de carga, de los cuales 24.287 utilizan el denominado cordón interno delimitado por las calles 100, la Avda. 1° de mayo y la Cra. 30.

El cordón intermedio, entre la calle 127 y toda la Avda. Boyacá es utilizado por 54.264 vehículos y, el externo por el cual ingresan los vehículos de la Sabana de Bogotá, Santanderes, Venezuela y Costa Atlántica, Antioquia, Costa Atlántica y Magdalena Medio, Costa Pacífica y Llanos Orientales es utilizado por 38.551 vehículos; Todos ellos destinados a la atención de las zonas industriales del Norte, Sur, Fontibón, Zona Franca, Montevideo, Puente Aranda, Paloquemao, La Floresta, Toberín, Engativá y Suba entre otros, además de los comercios e industrias diseminados a lo largo y ancho de la ciudad.

“En estas circunstancias la ALO representa un valioso recurso para la descongestión y movilidad del transporte automotor de carga con impacto directo y benéfico en los cordones intermedio y externo, por los cuales circula el 79% del tráfico camionero y con ello para la mejora de la competitividad y desempeño logístico de nuestra ciudad capital”, solicitó el Presidente.

Soriano pide una coordinación más precisa entre nación, departamento y Distrito Capital en la problemática y soluciones para el servicio público.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?