| 8/15/2017 12:01:00 AM

Cinco cosas que el Gobierno no pensó al cambiar la tasa de usura

La Asociación Bancaria y de Entidades Financieras (Asobancaria) advirtió que si bien respeta y acata todas las medidas que ordena el Gobierno, no está de acuerdo con la medida y explicó cinco factores que se le olvidaron a quienes abogaron por la medida.

El Gobierno recibió el apoyo de algunos sectores y las críticas de otros con su anuncio de modificar el cálculo de la tasa de usura de trimestral a mensual con el ánimo de permitir una transmisión más rápida de la disminución de las tasas de interés a los créditos de consumo y las tarjetas de crédito y así impulsar el consumo interno para dinamizar la economía.

La Asociación Bancaria y de Entidades Financieras (Asobancaria) fue más allá de criticar la medida, que de todos modos acatará el sector, y le recordó al Gobierno y a quienes le apoyaron, cinco factores que parece no se tuvieron en cuenta a la hora de hacer la modificación.

El primero es que al hacer mensual el cálculo de la tasa de usura, que es la tasa de interés interbancaria multiplicada por 1,5, dicho indicador bajará rápidamente cuando el Banco de la República esté en un ciclo expansionista como el actual pero al mismo ritmo subirá la tasa de usura cuando el Emisor vuelva a una política contractiva.

Recomendado: Cálculo de la tasa de usura ahora será mensual

El segundo factor es que en promedio, la tasa de interés para las tarjetas de crédito y los créditos de consumo está varios puntos por debajo de la tasa de usura y lo que podría pasar con el nuevo cálculo de la tasa de usura es que su disminución caiga en la distancia que dicho indicador tiene con la tasa de interés, por lo que realmente los consumidores no verían el alivio en sus créditos.

En tercer lugar, el país atraviesa una coyuntura difícil y, de acuerdo con el gremio financiero, crecerá escasamente el 2% e incluso hay quienes ya hablan de un PIB para 2017 de 1,8% con fuertes ajustes en la demanda interna. “Eso por supuesto exacerba los riesgos y en particular en aquellos sectores más riesgosos como consumo y tarjetas de crédito”, advirtió Germán Montoya, director económico de Asobancaria.

Puede interesarle: Bancolombia se opone al cambio en la vigencia de la tasa de usura

En el mismo sentido, el cuarto factor que parece que no se tuvo en cuenta es que los mecanismos de transmisión monetaria para los segmentos de consumo y tarjeta de crédito en particular están alrededor de los 14 a 18 meses, mientras que la política monetaria expansiva lleva siete meses por lo que aún es prematuro evaluar la efectividad de la transmisión de las medidas del Banrepública en los mismos.

El gremio destacó además que “si bien segmentos como el microcrédito y comercial han respondido con eficacia la transmisión de la política monetaria, segmentos como el de consumo y tarjetas de crédito no han respondido con la misma celeridad” por cuenta de los rezagos de los mecanismos de trasmisión en estos segmentos, el aumento en los niveles de riesgos macroeconómicos y financieros, así como el deterioro de los indicadores de calidad en estos segmentos.

Y por último, los indicadores de morosidad de tarjetas de crédito y de consumo crecen a un ritmo que Asobancaria calificó como acelerado. “La cartera vencida se ha disparado y lo que ha hecho la banca es redoblar esfuerzos para mantener la estabilidad del sistema” explicó Montoya y señaló que los indicadores de mora en el segmento de consumo pasaron de 4,9% en el 2016 hasta 5,7% en la actualidad.

Asobancaria destacó también que la medida recién anunciada del Gobierno, que empezará a regir desde septiembre, “puede ser relativamente inocua siempre que persistan los factores estructurales en el mecanismo de formación de precio que son el riesgo y el ciclo natural en la transmisión”.

El director de estudios económicos del gremio también fue enfático al señalar que “tratar de manipular la tasa de interés mediante la tasa de usura puede ser inapropiado porque los mecanismos de formación de precios son otros, entonces creemos que la tasa de interés sí va a disminuir pero en el ritmo natural que dictan los mecanismos de transmisión”.

Y reconoció que “la política del Banco de la República va a seguir siendo expansiva y creemos que este semestre vamos a seguir viendo rebajas en la tasa de interés”.

Lea también: Tasa de usura mensual no tendría mayor efecto para los consumidores

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 530

PORTADA

Empresarios se enfrentan a la incertidumbre del proceso de paz

Aunque el Gobierno ha desestimado los riesgos, los empresarios han manifestado inquietudes en la implementación de la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Además, hay tensión en el sector empresarial.