| 11/9/2011 6:21:00 AM

Cinco de cada diez empleos son informales

El 50% del empleo que hay en el país está en esta categoría. El trabajador por cuenta propia acumuló 60,4% de la población ocupada informal. Cúcuta, Montería y Pasto con las tasas más altas.

De acuerdo con la medición del Dane, la población ocupada informal se encontraba clasificada principalmente en comercio, hoteles y restaurantes (40,7%). Según posición ocupacional, trabajador por cuenta propia acumuló 60,4% de la población ocupada informal.

El 52,8% de la población ocupada en empleos informales tenía nivel educativo secundaria y 29,0% tenía nivel educativo primaria.

El principal lugar de trabajo de la población ocupada informal en el total de las trece áreas fue un local fijo (33,2%). Las ciudades que presentaron mayor proporción de población ocupada en el empleo informal fueron: Cúcuta (67,7%), Montería (66,6%) y Pasto (64,4%).

Las ciudades con menor proporción de informalidad, fueron: Bogotá D.C. (45,1%), Medellín A.M (46,8%) y Manizales (46,2%).

Del total de ocupados informales 84,6% estaba afiliado al sistema de seguridad en salud. De esta población, la mayor proporción (51,2%) reportó estar afiliado al régimen contributivo, 46,9% pertenecía al régimen subsidiado y 1,9% reportó estar en el régimen especial. El 10,6% de la población ocupada informal estaba afiliada al sistema de pensiones.

Para el trimestre julio – septiembre de 2011, la población de 14 a 26 años a nivel nacional, representó 29,7% de la población en edad de trabajar. El indicador más preocupante es que cada vez hay más jóvenes saliendo a buscar un trabajo. La tasa de ocupación se ubicó en 43,5%, mientras que la tasa de desempleo fue 19%.

Según la medición del Dane la tasa de desempleo fue 26,0% para las mujeres jóvenes y 14,2% para los hombres jóvenes. El 46,3% de la población de 14 a 26 años correspondió a inactivos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?