| 10/8/2011 4:00:00 PM

Cifras fiscales y macroeconómicas serán mejores de lo previsto

Al finalizar el año el déficit del gobierno no va a ser del 4% sino del 3,3%, anunció el Presidente Juan Manuel Santos. Los ingresos de la Dian serán superiores en $6 billones frente a la proyección inicial.

Colombia finalizará el año con mejores cifras fiscales y macroeconómicas que las que se había previsto inicialmente, reveló el Presidente Juan Manuel Santos durante el Congreso Nacional de Transporte realizado en Cartagena.

“El Ministro de Hacienda me dio esta tarde las proyecciones que hicieron en el Ministerio de Hacienda, sobre las cifras fiscales y las cifra macroeconómicas al final de este año. Y si no sucede nada imprevisto vamos a ver unas cifras mucho más positivas de lo que se había planeado”, anunció el Jefe de Estado.

Dijo que la inversión pública ya no será del 2.8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB), sino del 2.5 por ciento.

“¿Esto en qué se traduce en pesos? En que la inversión pública va a terminar siendo de 16.9 billones de pesos, en lugar de 15.3 (billones de pesos)”, explicó el Mandatario.

Así mismo, los ingresos de la Dirección de Impuestos Nacionales (Dian), serán mayores en un punto porcentual. Ya no equivaldrán al 13.5 por ciento sino al 12.5 por ciento del PIB.

En dinero esto quiere decir que dichos recursos sumarán 81.2 billones de pesos, en lugar de 75.3 billones. “Casi 6 billones de pesos por encima de lo que teníamos previsto”, agregó Santos.

Concluyó que todo esto se traducirá en que el déficit del Gobierno ya no va a ser del 4 por ciento, sino del 3.3 por ciento.

Manifestó que este reporte del Ministerio de Hacienda es una noticia muy positiva, porque el país estará mucho mejor protegido frente al incierto panorama mundial. “Vamos a estar mejor blindados para cualquier eventualidad”, recalcó.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?