| 1/17/2012 11:35:00 AM

China desaceleró su crecimiento económico en 2011

La economía de China creció a su ritmo más débil en dos años y medio en el último trimestre y parece dirigirse a una desaceleración aún mayor en los próximos meses, mientras la demanda por exportaciones se reduce y el mercado inmobiliario se tambalea.

El crecimiento del cuatro trimestre respecto al mismo período del año previo fue de un 8,9%, levemente superior a las previsión de un 8,7% obtenida en un sondeo de Reuters a un grupo de economistas.

Las cifras podrían dar a Pekín otra razón para flexibilizar su política monetaria, posiblemente reduciendo los grandes requerimientos de reservas a los bancos.

Los datos posiblemente no satisfacerán a los inversores, que esperaban que fueran lo suficientemente débiles para presentar un caso claro para promover una flexibilización de política monetaria o lo suficientemente fuertes como para calmar los temores de que la segunda mayor economía del mundo pueda estancarse.

"La desaceleración no es atemorizante, así que no vamos a ver un gran alivio de la política", dijo Kevin Lai, un economista de Daiwa en Hong Kong.

La tasa de crecimiento del cuarto trimestre fue la más lenta desde el segundo trimestre del 2009, cuando la economía mundial salió de una profunda recesión.

Analistas esperan en general que la tasa de crecimiento de China respecto al año previo se desacelere de manera aún más dramática en el primer trimestre del 2012, posiblemente cayendo bajo el umbral del 8%, considerado como el nivel mínimo para garantizar la creación de puestos de trabajo suficientes.

"En el futuro habrá una mayor debilidad", dijo Mark Williams, analista de Capital Economics, antes de que se entregaran los datos del cuatro trimestre.

"La demanda europea por productos chinos ya se ha ralentizado y es probable que siga siendo débil. El panorama para la construcción de propiedades -un décimo del PIB- es potencialmente una preocupación aún mayor", agregó.

Europa es el mayor mercado para las exportaciones de China, y todas las señales apuntan a que gran parte del continente caerá en una recesión en los próximos meses, sin un final a la vista mientras los Gobiernos aplican programas de austeridad.

La rebaja masiva de calificaciones crediticias en la zona euro durante el fin de semana y el fracaso de las negociaciones sobre la deuda de Grecia han sumado temores a los mercados financieros. Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?