| 8/30/2011 5:20:00 PM

Cepal baja proyección de crecimiento y aconseja prudencia

La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) rebajó su proyección de crecimiento regional para 2011 y aconsejó prudencia a los países, debido a la incertidumbre que reina en la economía mundial.

El organismo bajó en tres décimas, al 4,4 %, su previsión de crecimiento para la región por los posibles efectos de las turbulencias que agitan los mercados.

En el "Panorama de la Inserción Internacional de América Latina y el Caribe 2010-2011", presentado  en Santiago, la Cepal pide a los países que actúen con prudencia, sobre todo en 2012, frente a esa incertidumbre. El 2012 "se presenta como una etapa de gran incertidumbre y, por ende, el principal mensaje para la región es actuar con prudencia en el plano macroeconómico", precisa el texto.

Tal cautela topa en parte con el contenido del informe, según el cual el valor de las exportaciones regionales aumentará este año un 27 %, gracias a mayores volúmenes y mejores precios.

Las exportaciones crecerán un 9,0 % en volumen y un 18,0 % en precio, mientras se prevé un incremento del 23 % en el valor de las importaciones, lo que redundaría en un superávit comercial de 80.000 millones de dólares este año. El informe destaca que el intercambio sur-sur, liderado por China y el resto de Asia emergente, es actualmente el motor del crecimiento del comercio mundial, con una subida de sus exportaciones del 17,0 % en 2010, comparado con un 13,0 % de los países industrializados.

Al presentar el informe la secretaria ejecutiva de la Cepal, la mexicana Alicia Bárcena, advirtió de que la desaceleración económica de los países industrializados puede afectar al comercio de las naciones emergentes en los próximos meses, con unos precios internacionales de los productos básicos más bajos. El comercio internacional, según la Cepal, ha contribuido de manera importante a la recuperación de las economías tras la crisis de 2008-2009, "pero la compleja situación actual de los países desarrollados está empezando a afectar a las naciones emergentes".

Ello puede traducirse en un menor ritmo de crecimiento de las exportaciones a esos mercados durante el 2012, señala el informe. "De ahí la necesidad de priorizar la cautela macroeconómica y modalidades de cooperación regional comercial y financiera, que permitan amortiguar los impactos de un eventual empeoramiento en el escenario internacional", subraya el texto.

Para Alicia Bárcena, "los niveles de volatilidad e incertidumbre mundial están en rangos preocupantes", pues "persisten importantes desequilibrios globales", entre ellos "la crisis de deuda soberana de varios países europeos y la incertidumbre fiscal en Estados Unidos".

Para el organismo, "la desaceleración en Europa y EE.UU. limitará la expansión de las exportaciones y afectará sus precios.

Sobre esa base, los países de la región "debieran aumentar la cautela en su gestión macroeconómica, vigilar la sustentabilidad de sus cuentas fiscales y externas y fortalecer las medidas macroprudenciales", advierte el texto. Según la Cepal, un mayor compromiso con las tareas de integración y cooperación regional "permitiría amortiguar los impactos de un eventual empeoramiento del escenario internacional". Para lograrlo, existe en la región "un amplio espacio para iniciativas de facilitación del comercio y mayor cooperación en infraestructura física, transporte, logística, normas aduaneras, innovación y tecnología", asegura.

La Cepal propone una nueva alianza con EE.UU. para abordar desafíos comunes en la búsqueda de una mejor inserción internacional y destaca que hay "perspectivas interesantes" de cooperación entre Europa y la región en áreas como tecnologías verdes y responsabilidad social empresarial.

Destaca asimismo que Latinoamérica cuenta con "importantes activos" para afrontar la coyuntura desfavorable, entre ellos "un crecimiento robusto entre 2003 y 2008, fuerte recuperación en 2010 y un ritmo de crecimiento importante en 2011". También una situación fiscal equilibrada, bajos niveles de inflación y endeudamiento, así como reducciones en el desempleo y la pobreza.

Pero para mejorar su inserción internacional, debe superar varios desafíos, como revaluar las estrategias de alianzas globales y regionales, para aprovechar las oportunidades de comercio sur-sur, así como la formulación de una aproximación conjunta al Asia Pacífico.

También, para la Cepal, "es necesario lograr una mayor diversificación productiva y un crecimiento inclusivo".

Para ello se debe "elevar el componente de valor en las exportaciones, diversificar productos y mercados, insertarse en las cadenas globales de valor, mejorar la gobernanza de los recursos naturales y dar un salto en la innovación", entre otras medidas.


EFE
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?