| 12/4/2010 8:40:00 AM

Cayó el precio de las frutas, subió el de las hortalizas

En el transcurso de la semana comprendida entre el 27 de noviembre al 3 de diciembre, continuó la ola invernal y afectó la recolección y la calidad de muchas hortalizas. A pesar de esta situación, se registró una reducción en los precios de los tubérculos y de las frutas.

En las hortalizas se presentó un aumento en las cotizaciones de productos como la arveja verde, la habichuela, el fríjol verde en vaina, la cebolla junca, la zanahoria, la coliflor, la espinaca y la acelga.

En este grupo, el invierno está afectando en dos sentidos: por una parte las inundaciones en los cultivos impiden la recolección como es el caso de la zanahoria, y por otro lado, las lluvias provocan que los productos lleguen húmedos, disminuyendo su vida útil, como por ejemplo la arveja y el fríjol verde en vaina.

En el caso de los tubérculos, se evidenció un incremento en la oferta de las principales variedades de papa negra como es el caso de la parda pastusa, sabanera, suprema, única y capira ya que se aumentó la recolección, Es importante anotar que la calidad de la papa no es la mejor.

En cuanto a las frutas, se registró una reducción en los precios de los mangos, el tomate de árbol, la mandarina, la naranja, el lulo, el maracuyá, la piña y la papaya, ya que se incrementó la recolección desde Santander, Valle del Cauca y Antioquia donde los cultivos están en cosecha.

En cambio, se presentó un alza en las cotizaciones de los huevos y de los principales cortes de pollo (pechugas, los muslos sin rabadilla y las piernas perniles) debido a que el invierno provoca enfermedades reduciendo la velocidad de engorde de las aves. 

Durante esta semana, subieron las cotizaciones del apio en 16 de los 29 mercados donde se comercializó; debido a que el producto presentó una menor calidad, pues las lluvias afectaron negativamente los cultivos ubicados en Cota, Mosquera, Madrid, Facatativá, Soacha y Sibaté (Cundinamarca). En Villavicencio y Barranquilla el kilo se vendió a $906 y a $1.375, un 9% más con respecto a la semana anterior.

Del mismo modo, esta semana, aumentaron los precios de la arveja verde en vaina, la habichuela, la lechuga batavia, el fríjol verde en vaina, las cebollas juncas Aquitania, pastusa y Tenerife, el perejil, el cilantro, la zanahoria, la coliflor, la espinaca y la acelga.

En el caso de la cebolla junca Aquitania, se presentó un menor abastecimiento desde Boyacá debido a que la laguna de Tota se desbordó y dañó algunos cultivos. De este modo se registró un aumento en la cotización en seis de los nueve mercados donde se ofreció.

En Cali y Buenaventura, el kilo se vendió a $1.270 y a $1.617, lo que representó un 9% más que la semana anterior. Situación similar registró la habichuela, que aumentó su precio en 18 de los 27 mercados donde se vendió, dicho comportamiento fue resultado de la baja producción presentada en Valle del Cauca a causa de las lluvias.

La mayor alza se observó en la ciudad de Cúcuta donde el kilo se comercializó a $7.000, un 49% más. De igual modo, la coliflor registró un menor ingreso desde la Sabana de Bogotá pues las lluvias impidieron realizar las labores de recolección del producto y su oferta disminuyó.

En Tunja y Villavicencio el kilo se vendió a $1.130 y a $1.600 respectivamente, un 13% más. Por la misma razón, La zanahoria presentó un incremento de las cotizaciones en veinte de los 29 mercados ya que disminuyó su oferta desde Cundinamarca y Boyacá.

En Armenia y Manizales el kilo se vendió a $514 y a $833, respectivamente, un 15% más en comparación a la semana anterior. Finalmente, y debido al menor abastecimiento desde Bojacá, Ramiriquí y Samacá (Boyacá), subieron los precios de la espinaca en 17 de los 22 mercados donde se negoció. El mayor incremento se registró en Bogotá, donde el kilo se vendió a $2.044, un 100% más.

Por el contrario, se presentó una disminución en las cotizaciones de las cebollas cabezonas rojas y blancas, los ajís dulce y topito dulce, los tomates riogrande, riñón y chonto, los pimentones rojo y verde, la remolacha, el brócoli y los ajos nacional e importado.

En el caso se este último, el precio se redujo en quince de los veinte mercados donde se transó como resultado del mayor ingreso de producto desde China. En Cali y Bucaramanga, las cotizaciones disminuyeron en un 2%, vendiéndose el kilo a $5.000 y a $5.168, respectivamente.

También, aumentó la oferta de tomate chonto ya que por las lluvias se adelantaron las recolecciones en Valle del Cauca y Santander; lo anterior ocasionó un descenso en los precios en 24 de los 34 mercados donde se comercializó.

En Tunja, la cotización se redujo en un 13%, ofreciéndose a $691 el kilo. Igualmente, se adelantaron las recolecciones de cebolla cabezona ocañera en Ocaña (Santander) lo que adujo un incremento en la oferta de producto y un descenso en los precios en cuatro de los seis mercados donde se vendió.

Esta semana se registró una reducción en las cotizaciones del limón Tahití en veinte de los 26 mercados donde se vendió, esta situación se presentó debido a la mayor cantidad de producto que ingresó desde Bucaramanga, San Gil y Rionegro (Santander), donde aprovecharon el buen tiempo para recoger producto.

Lo anterior produjo una disminución en su precios mayor al 12% en las ciudades de Ibagué y Bucaramanga, donde el kilo el se negoció a $1.600 y a $1.276 respectivamente.

Así mismo, se presentó una disminución en las cotizaciones del tomate de árbol, el mango Tommy y criollo, el melón cantalup y criollo, la uva Isabela, verde y roja, la mandarina arrayana, onecco y común, los limones Tahití y común, las papayas maradol, hawaiana y redonda, la naranja valencia y común, el banano criollo, la piña manzana y perolera, la ciruela roja, la guanábana, la granadilla, la patilla, el lulo, la curuba larga y el maracuyá.

En el caso de la uva Isabela, las mayores recolecciones en municipios como La Unión, Toro (Valle del Cauca) y Argentina (Huila) provocaron una disminución de sus cotizaciones en 14 de los 16 mercados donde se ofreció.

En Neiva por ejemplo el kilo se transó a $1.040, un 13% menos. También, se amplió el nivel de oferta de patilla procedente de Meta lo que adujo a que su precio disminuyera un 19% en Armenia, allí el kilo se negoció a $433.

De la misma forma, se destacó la buena oferta de papaya maradol proveniente de La Jagua de Ibirico (Cesar). En Villavicencio y Valledupar por ejemplo, el kilo se ofreció a $684 y $700. El mayor ingreso de tomate de árbol a las centrales propició una disminución en las cotizaciones en 35 de los 42 mercados donde se comercializó.

La demanda del melón cantalup hacia la costa atlántica disminuyó esta semana, lo que ocasionó la reducción en sus precios. En Montería, la cotización de esta fruta se redujo en un 12%, y el kilo se transó a $1.900. También se contó con un mayor ingreso de guanábana y piña perolera desde los municipios de Lebrija y Ríonegro (Santander).

En el caso de esta última, el precio se redujo en trece de los 21 mercados donde se ofreció, el kilo se vendió a $873 y a $500 en las ciudades de Barranquilla y Bucaramanga, respectivamente, en promedio un 16% menos. Lo mismo ocurrió con las cotizaciones del limón común al evidenciarse un mayor ingreso de producto desde Tolima, lo anterior produjo una disminución de su precio mayor al 11% en las ciudades de Ibagué y Armenia, donde el kilo el se vendió a $1.520 y a $2.177 respectivamente. Del mismo modo, se registró un mayor abastecimiento de naranja común desde Meta y Cundinamarca.

Por otro lado, esta semana, se registró un incremento en las cotizaciones de la guayaba pera, el durazno nacional, la pera importada, la guayaba común, las manzanas royal gala, verde y roja importadas, la mora de Castilla, el coco, el aguacate común y la uva red globe nacional. En el caso de la mora de Castilla, los comerciantes afirmaron que las lluvias han afectado la calidad del producto ocasionando una notable escases. El alza más considerable se presentó en Neiva, donde el kilo se vendió a $1.786, un 30% más con respecto a la última semana.

En esta semana, los precios de la papa criolla sucia se redujeron debido a que se incrementó la oferta procedente desde el altiplano cundiboyacense. Asimismo, se registró un aumento en la oferta desde Santander y Norte de Santander. En Tunja y Villavicencio, por ejemplo, el producto se cotizó a $576 y a $1.097 el kilo, 9%, en promedio, menos que las semana anterior.

También, bajaron los precios de productos como los ñames diamante y espino, las papas sabanera, única, R-12 roja, suprema, parda pastusa y capira y las yucas Ica y criolla. En el caso del ñame diamante, el precio cayó en los tres mercados donde se vendió esta variedad gracias a la buena producción en San Juan de Betulia (Sucre). En Montería, se cotizó a $375 el kilo, 10% menos que la semana anterior.

La papa única registró precios más bajos en 17 de los 23 mercados en los que se comercializó, ya que mejoró la oferta desde el altiplano cundiboyacense donde se incrementó la recolección.

En Valledupar se reportó la mayor reducción, 25% y el kilo se ofreció a $638. Asimismo, los precios de la papa parda pastusa disminuyeron en quince de los 24 mercados donde se ofreció. El kilo se vendió en Bogotá e Ibagué a $895 y a $640, lo que representó una reducción del 5%. En el caso de la yuca Ica, se registró un incremento en la recolección desde los Llanos Orientales. En Armenia y Pereira, las cotizaciones cayeron en un 5% y el kilo se ofreció a $986 y a $768, respectivamente.

En cambio, aumentaron los precios de las papas criolla limpia, puracé, Ica Huila y nevada, los plátanos guineo y hartón verde y la arracacha blanca. Para el caso de la papa Ica Huila, las cotizaciones se incrementaron en cuatro de los seis mercados donde se comercializó pues la oferta procedente de Cundinamarca y Boyacá fue de baja calidad ya que el invierno la afectó.

En Cúcuta y Bucaramanga el kilo se transó a $720 y a $885, 8% más que la semana inmediatamente anterior. De la misma forma, aumentó el precio del plátano hartón verde por el bajo nivel de ingreso desde Córdoba, donde el invierno deterioró las vías de comunicación afectando su transporte.

En los mercados de Valledupar y Montería, la cotización subió en más de 16% y el kilo se vendió a $820 y a $442, respectivamente. Los incrementos en el precio del plátano guineo fueron ocasionados por la reducción de oferta proveniente de Cocorná (Antioquia), por el mal estado de las vías veredales.

En Rionegro, principal destino de la producción de esta zona, el kilo se vendió a $733, 6% más que la semana anterior. Igual situación evidenció el abastecimiento de papa nevada, lo que trajo consigo el alza en las cotizaciones en once de los doce mercados donde se ofreció esta variedad.

En Medellín y Pereira, por ejemplo, el aumento superó el 6%, vendiéndose el kilo a $948 y a $1.025, respectivamente. Finalmente, el incremento en los precios de la arracacha blanca en ocho de los doce mercados donde se transó, obedeció a la reducción de la oferta desde el Oriente antioqueño. En Medellín y Pereira, el kilo se ofreció a $2.104 y a $2.266, un aumento del 15%, en promedio.

Durante la presente semana subieron los precios de los huevos tanto rojos como blancos. Según los comerciantes, esta situación obedeció a que el invierno ha inundado algunas granjas con lo que se redujo la producción en el Valle del Cauca. En el caso del huevo rojo B, la cotización cayó en seis de los 14 mercados donde se ofreció este tipo.

En Bogotá, por ejemplo, la unidad se vendió a $190, 5% más que la semana anterior.

Asimismo, subieron los precios de las alas sin costillar, los muslos sin rabadilla, la pierna pernil con rabadilla y las pechugas de pollo. El incremento obedeció a que las lluvias afectan a los pollos de engorde ya que se incrementan las enfermedades. También, el mal estado de las vías hace que el valor de los fletes aumente.

Durante la semana se registró un aumento en los precios del maíz trillado blanco, comportamiento que se presentó en trece de los 24 mercados donde se vende este producto, debido a que se redujo la producción nacional. En Bogotá y Pereira, las cotizaciones subieron en un 7% y el kilo se vendió a $1.653 y a $1.330, respectivamente.

De la misma forma, continúan subiendo los precios del fríjol Zaragoza ya que las lluvias dificultan el secado del grano, provocando un aumento en el precio en cuatro de los seis mercados donde se ofrece esta variedad. En Barranquilla la cotización aumentó en 11%, comercializándose el kilo a $3.950.

Igualmente, se incrementaron los precios del azúcar refinada y sulfitada, ya que en los ingenios redujeron la producción. En Medellín y Neiva, por ejemplo, la cotización del azúcar refinado subió en un 8% y el kilo de se vendió a $2.226 y a $2320, respectivamente.

En esta semana, se incrementan los precios de los arroces de primera y de segunda, debido a que no hay cosecha en los Llanos Orientales y la oferta de Córdoba y Sucre.

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?