| 2/2/2012 8:00:00 AM

CAF entregó US$5 millones para proyecto de bancarización móvil

El Banco de Desarrollo de América Latina, realizó una inversión patrimonia en Mi Plata, Compañía de Financiamiento, operadora en Colombia del Proyecto Platamóvil para beneficiar a las poblaciones que no tienen acceso a medios de pago diferentes al efectivo.

Mi Plata es una sociedad anónima colombiana autorizada y vigilada por la Superintendencia Financiera. Es una de las entidades en el país que se especializa en ofrecer servicios transaccionales financieros a través del uso del teléfono celular, para atender primordialmente a sectores que no utilizan el sistema bancario tradicional (población de menores recursos y comerciantes pequeños).

Enrique García, presidente ejecutivo de CAF, afirmó que esta operación se adelanta en línea con el interés de la Institución en apoyar proyectos que promuevan el desarrollo social. “Este será un sistema inclusivo, que beneficiará a la población de bajos ingresos, dado que permite dotarlos de medios transaccionales y contribuir a su empoderamiento financiero”, enfatizó.

El proyecto le permite a personas naturales para realizar transferencias de fondos entre cuentas, pagos de bienes y servicios, retiros de efectivo, pago de remesas, entre otros con cargos a cuentas de ahorro electrónicas.

Las empresas podrán recibir pagos de su canal de distribución minorista, eliminando el uso del efectivo, realizar pagos de nómina a empleados que no se encuentran bancarizados y reducir los costos bancarios asociados.

Y con esta metodología el Gobierno podría realizar pago de subsidios y otros beneficios sociales, de forma masiva y a cualquier ubicación.

El modelo de negocio del proyecto se apoya en acuerdos con otros actores claves, incluyendo la red de corresponsales no bancarios (tiendas, tenderos, mini mercados).
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?