| 9/5/2012 5:00:00 AM

Cada reinsertado de las Farc costará $15,8 millones

De cada $100 de IVA que pagan los colombianos, $30 se destinan a financiar el gasto militar

En la guerrilla hay 8.000 militantes, las cuentas indican que podría desmovilizarse aproximadamente 4.000, lo que podría costar $64.000 millones. De cada $100 que pagamos por IVA, se podrían ir 30 pesos a financiar el "costo militar del conflicto".

Según el Banco Mundial la financiación para apoyar las Fuerzas Armadas en el mundo es de 2,52% del PIB, y en Colombia es de 3,69%, lo que significa que gastamos 1,17% mas que el resto del mundo.

Según la firma Raddar y la Corporación Bienestar, con el apoyo del Cesa y la Corporación Siglo XXI en su estudio de los costos del post-conflicto cuando se lleva esto a cuánto pagamos de IVA, que es el 5,7% de las compras de los hogares, el gasto militar significa el 97% del recaudo del IVA en los hogares, pero de verdad el "costo militar del conflicto" significa el 30,9% del este recaudo de IVA en los hogares.

Esto significa que de cada $100 que pagamos por IVA, se podrían ir 30 pesos a financiar el "costo militar del conflicto".

Aunque es pronto para hablar de costos, es claro que el buen momento económico por el que atraviesa el país, la atracción de inversionistas extranjeros y la apertura a nuevos mercados es la base para que el Gobierno de este paso fundamental, que solo se puede conseguir con ayuda del sector privado. Los primeros indicadores arrojan que todo el proceso de paz podría significar más de $448 billones por 20 años, lo equivale a todo el PIB de un año.

En el proceso con los paramilitares un desmovilizado costaba en promedio $2,5 millones al año. Dicha ayuda que no se entregaba directamente a los excombatientes, sino que les cubre su proceso de ayuda sicológica, formación académica, y subsidio de transporte. En la práctica el dinero es para cubrir sus gastos, si un desmovilizado deja de asistir a las citas programadas, el Estado le retira la ayuda. Lo que indica que cada reinsertado de las Farc costará $15,8 millones, porque recibirá mensualmente $222.000 millones durante seis años.

La ayuda del sector privado es fundamental en este proceso. Según una encuesta de la Fundación Ideas para la Paz, más de 200 empresarios aseguraron que estarían dispuestos a pagar más impuestos para financiar este proceso, pero solo cuando se esté adelantando.

Pero además de una financiación extra que igual se va a requerir. Es importante que una vez los ex combatientes cumplan con su proceso de reincorporación a la vida civil, que puede tardar seis años, los mismos empresarios permitan ofrecerle un trabajo formal. Una fuente de Gobierno le aseguró a Dinero.com que “si las empresas no emplean a los desmovilizados, serán susceptibles de volver a delinquir por ser una población vulnerable”.

En la actualidad hay 31.000 reinsertados disfrutando de los beneficios, pero de éstos solo 8.000 están trabajando y cotizando a pensión y otros 12.000 tienen trabajos informales. Este tema tiene una sensibilidad alta, pues desde que empezó este proceso solo 8 han culminado su proceso completo, el cual debe durar seis años, en promedio. Así que no existe ninguna garantía para que con las Farc el asunto vaya a tener un éxito predecible, por más voluntad de Juan Manuel Santos y Timochenko.

Según cifras de la Alta Consejería para la Reinserción, cada día llegan 3 o 4 guerrilleros que están dispuestos a reintegrarse en forma voluntaria.

En noviembre se conocerá un estudio que está llevando a cabo la firma Raddar y la Corporación Bienestar, con el apoyo del Cesa y la Corporación Siglo XXI. Los primeros cálculos indican que el valor promedio, según el presupuesto nacional, estaría alrededor de los $20 billones por 20 años e incluso 50 años, así que la cifra podría bordear los $500 billones.

Sin duda el país se merece la oportunidad de poner punto final al conflicto armado. Pero de la correcta financiación y la sostenibilidad de un proceso con todas las garantías, principalmente, para la sociedad civil, será el factor de éxito para que las nuevas generaciones por fin puedan disfrutar de los resultados de este proceso.

“Desde las diversas regiones del país, que han sido víctimas de las acciones terroristas de los insurgentes, saludamos con esperanza este acuerdo, que esperamos se logre consolidar. Estamos convencidos de que la Colombia de hoy, con una economía fortalecida, con indicadores sociales en franco progreso, con unas Fuerzas Militares y de Policía empoderadas en su compromiso de defensa de la ciudadanía, así como con el apoyo de la comunidad internacional, está frente a una oportunidad para avanzar con éxito en un proceso de diálogo que concluya con la paz”, afirmó Julián Domínguez Rivera, presidente de Confecámaras.

Respaldo internacional

Por su parte la Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad y Vicepresidenta de la Comisión, Catherine Ashton, dijo tener satisfacción por el inicio de conversaciones: “es una oportunidad única para poner fin a las hostilidades que, durante décadas, han lastrado el desarrollo y causado un enorme sufrimiento al pueblo colombiano”.

Hizo un llamado para que cese la violencia y actuar con responsabilidad en este proceso “Esta oportunidad de construir la paz y lograr la seguridad y la prosperidad para todos los colombianos no debe desperdiciarse", dijo.


Publicidad

¿Tienes algo que decir? Comenta

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.