| 4/7/2014 11:00:00 AM

¿Burbuja hipotecaria en Colombia?

Así se titula el más reciente análisis de Anif en el cual se advierte que los precios de la vivienda en Colombia están muy parecidos a los de Río de Janeiro o Nueva York.

El estudio de la Asociación Nacional de Instituciones Financieras, presidida por Sergio Clavijo, indica que los precios de las viviendas han sobrepasado el crecimiento del ingreso real de los hogares.

Señala además que hay exagerados crecimientos de los precios de la vivienda en Bogotá, actualmente 40% por encima de su promedio histórico, y esto se explica en parte por un choque proveniente del costo elevado de la tierra, como consecuencia de restricciones legales que generan escasez.

De acuerdo con el informe, se estima que el costo de los terrenos ya incide hasta en un 20%-25% en el precio final de la vivienda.

“Es posible identificar la existencia de una burbuja hipotecaria a través de la comparación internacional de los precios de la misma. Dicha comparación muestra una marcada escalada de precios en Colombia, una vez se le compara con lo que ha estado ocurriendo en Estados Unidos y Brasil, siendo especialmente preocupante el caso de Bogotá”, pone de manifiesto el informe de Anif.

El precio del metro cuadrado en el país llegaba a US$608 en el año 2005, pero dicho valor alcanzó los US$1.653 al cierre de 2013.

En el caso de la vivienda de lujo en Bogotá se elevaron de casi US$2.000 a cerca de US$8.500 el metro cuadrado (multiplicándose en más de 4 veces).

Anif asegura que estos valores ya se acercan a los preocupantes precios de las exclusivas zonas de Leblon en Río de Janeiro (donde el metro cuadrado llega a US$9.500) y no están muy distantes de los de Manhattan (US$12.200).

Cabe resaltar que la vivienda de lujo en Bogotá pasó de representar el 49% de la vivienda de lujo de Río de Janeiro en 2008 a representar casi el 88% en 2013, llegando incluso a valer la de Bogotá hasta un 70% de la vivienda con vista al Central Park en Nueva York.

Hogares

Se evidencia el ascenso de precios de los activos hipotecarios y, en consecuencia, la menor asequibilidad de compra de los hogares. Mientras que en 2005 se necesitaban 366 Salarios Mínimos Legales Mensuales para adquirir 100 metros cuadrados de vivienda, a precios promedio de la época (cifra equivalente a 30 años de trabajo), al cierre de 2013 se requerían 504 Salarios Mínimos Legales Mensuales, necesitándose ahora 42 años de trabajo.

Existe un desbalance elevado entre los niveles de ingreso de los hogares y los precios de la vivienda, superándose en Bogotá el esfuerzo que tendrían que hacer sus trabajadores respecto del esfuerzo relativo en el propio Nueva York.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?