| 2/6/2012 8:00:00 AM

Bolsas europeas caen por incertidumbre sobre Grecia

Las bolsas europeas caían desde máximos de seis meses en la apertura de este lunes, en medio de las preocupaciones de los inversionistas por la situación de Grecia y su aceptación de las condiciones para recibir un nuevo paquete de rescate.

Los partidos de coalición de Grecia deben informar a la Unión Europea si aceptan las duras condiciones del rescate, pero la paciencia de la UE se agota mientras Atenas vacila en torno a la aplicación de las reformas.

Los miembros de la coalición griega deben estar de acuerdo con los dolorosos términos de un nuevo rescate valorado en 130.000 millones de euros antes de la próxima reunión de ministros de Finanzas de la zona euro, aunque un funcionario del Gobierno heleno negó que hubiera un plazo fatal para que los partidos respondan.

Un portavoz del partido socialista griego PASOK, socio de la coalición, dijo el domingo que los líderes de los tres partidos tenían que dar sus respuestas a las 1000 GMT del lunes.

Hasta ahora, al parecer hay distancia entre los griegos y los objetivos propuestos por la troika del Fondo Monetario Internacional, la Unión Europea y el Banco Central Europeo, con crecientes temores a que Atenas pueda oponerse a más medidas de austeridad como reformas laborales y recortes salariales.

Los bancos, muchos de los cuales tienen una exposición significativa a la deuda soberana de la periferia, se replegaban.

"La zona euro sigue siendo una gran incertidumbre. Tiene potencial para alterar todo en caso de un default desordenado de Grecia", expresó Jeremy Batstone-Carr, estratega de Charles Stanley.


"Lo que no se ha cotizado es una continuación de la crisis en otros países. Si España o Italia tuvieran una mayor presión habría más margen para un debilitamiento", agregó.

Euro también cae: dólar al alza


El euro caía el lunes también por la creciente preocupación de los inversionistas de que los partidos de la coalición gobernante de Grecia todavía tienen que ratificar las condiciones de un nuevo rescate.

Si no hay una resolución al tema, algunos operadores dicen que el euro podría caer por debajo de los 1,30 dólares en el corto plazo.

"Con o sin plazo fatal, no estoy sorprendido", dijo Jeremy Stretch, jefe de estrategia cambiaria de CIBC World Markets, quien esperaba que estas fechas fueran flexibles. "El euro ya se ha movido un poco hacia abajo esta mañana y la falta de movimiento con el acuerdo griego quizás lo verá un poco por debajo de 1,30 dólares", agregó.

La moneda comunitaria caía un 0,8 por ciento a 1,3036 dólares, tras perforar frenos por debajo de los 1,3050 dólares y luego de bajar hasta 1,3030 en la plataforma electrónica EBS.

"Los inversionistas con dinero real todavía están estructuralmente cortos en euros y si no hay dinero disponible para Grecia, no habrán buenas noticias", afirmó Chris Walker, estratega de divisas de UBS.

Especuladores han reducido sus apuestas negativas contra el euro, según datos de la Comisión de Operaciones de Futuros de Materias Primas que mostraron que el posicionamiento contra la moneda comunitaria había declinado en la semana terminada el 31 de enero.

Frente al yen, el euro caía un 0,7 por ciento a 99,88 yenes, mientras que contra el franco suizo cedía un 0,1 por ciento a 1,2060 francos.

En todo caso, el hecho de que el euro se mantuviera por sobre los 1,30 dólares apoyaba la idea de que Atenas y la "troika" llegarán a un acuerdo de último minuto, que podría darle al euro un impulso de corto plazo, aunque varios inversionistas podrían usar ese repunte a 1,32 dólares para iniciar una nueva ola de posiciones a la baja, dijeron operadores.

Las preocupaciones sobre Grecia opacaron el optimismo generado por un dato de empleo en Estados Unidos del viernes, que mostró que la mayor economía del mundo creó empleos en enero a su ritmo más acelerado en nueve meses y que la tasa de desocupación descendió a un mínimo de tres años del 8,3 por ciento.

El reporte de empleo envió a los rendimientos de los bonos del Tesoro estadounidense fuertemente al alza e impulsó al dólar contra el yen.

El billete verde cambiaba de manos el lunes a 76,60 yenes, tras llegar hasta 76,809 yenes en un momento, su techo en más de una semana. En el mercado hablaban de ofertas entre 76,80-77,00 yenes que podrían limitar el alza de la divisa estadounidense.

Stretch de CIBC dijo que los rendimientos estadounidenses de nuevo empezaron a impactar la paridad dólar/yen, pero que esperaba que los inversores vendieran en la escalada del billete verde al nivel de 77 yenes.

"El dólar/yen probablemente pueda subir hasta 77 yenes, pero la mayoría probablemente pensará en retroceder en ese nivel", comentó, agregando que inversores nipones estaban comprando acciones locales y esperando más alzas del yen.

Junya Tanase, estratega de monedas de JPMorgan Chase en Tokio, dijo que el dólar se mantendrá bajo presión contra el yen pese a su reacción inicial al dato de empleo estadounidense.

"Cuando se ve la correlación histórica entre el dato de empleo y el dólar/yen, se puede ver que las sorpresas positivas del dato tienden a un alza en el dólar/yen el día del anuncio", explicó. Pero esa relación se desmorona en una semana y esos datos sorpresivos tienen poco impacto en la paridad después de eso, agregó.

El dólar australiano caía un 0,7 por ciento a 1,0695 dólares, desde un máximo de seis meses alcanzado el viernes de 1,0794 dólares, tras un dato débil de ventas minoristas que mantuvo las expectativas de una rebaja de tasas por el banco central el martes. Reuters

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?