| 6/4/2013 3:50:00 PM

Bogotá sigue ganando en formalidad

Durante el primer trimestre de 2013, 13.048 personas dejaron de ser informales en la capital con respecto al mismo periodo de 2012.

Bogotá comenzó 2013 con una disminución de la informalidad laboral, registrando 13.048 personas menos en esta situación, con respecto al primer trimestre de 2012. Ello contrasta con lo ocurrido en las trece principales áreas metropolitanas del país, en las cuales se constató un aumento de 32.546 trabajadores informales para el mismo periodo.

De acuerdo con la última nota editorial del Observatorio de Desarrollo Económico de Bogotá, elaborada con datos del Dane, Bogotá presentó una tasa de informalidad laboral de 43,7% para el primer trimestre de 2013, proporción inferior en 1,5 puntos porcentuales a la observada durante el mismo periodo del año anterior (45,2%). De esta manera Bogotá alcanzó la menor tasa del país por primera vez desde el tercer trimestre de 2011.

¿A qué obedece esta caída de la informalidad en la capital colombiana? Según Carlos Simancas, Secretario  Distrital de Desarrollo Económico, “la mejora de la situación laboral de los bogotanos, durante el primer trimestre del año, refleja la dinámica reciente del mercado laboral de la ciudad, que se ha visto acompañada de avances en la calidad del empleo, representados por el incremento en 5,5% en el número de trabajadores formales”.

Simancas agregó que, pese a estos resultados positivos, continúan laborando en el Distrito Capital 1.739.282 de personas en condiciones de informalidad laboral, por lo que la actual administración seguirá implementando políticas para contribuir a mejorar dicha situación. El Distrito Capital registró un total de 3.983.726 ocupados durante el primer trimestre de 2013.
¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?