| 4/23/2009 12:00:00 AM

BM anuncia US$90.000 millones para ayudar a América Latina

La idea es generar empleo en economías emergentes mediante obras de infraestructura en los próximos tres años y sentar las bases de una rápida recuperación de la crisis económica global.

Varios bancos multilaterales informaron el miércoles que han formado un fondo de US$90.000 millones para ayudar a América Latina y el Caribe en los próximos dos años a enfrentar la crisis económica y generar crecimiento.

El Banco Mundial participará en este fondo con US$35.600 millones, el BID con US$29.500 millones, la Corporación Andina de Fomento US$20.000 millones, el Banco de Desarrollo Caribeño US$4.200 millones y el Banco Centroamericano para la Integración Económica US$500 millones.

 

Robert Zoellick, presidente del Banco Mundial, dijo que el esfuerzo de esas instituciones se orienta a "asegurar que el crecimiento obtenido por la región en los últimos cinco años no se pierda debido a los efectos de la crisis global". "Estoy comprometido a hacer que este plan dé los resultados previstos y cimiente las bases de la recuperación económica", agregó.

El anuncio fue formulado cuando el Banco Mundial y Fondo Monetario Internacional se preparan a realizar este fin de semana su reunión de gobernadores de abril en Washington. El FMI dijo que América Latina y el Caribe cerrarán el 2009 en recesión de -1,5%, con fuertes caídas de Brasil, Argentina y México, las principales economías.

Indicó, sin embargo, que se espera el inicio de una recuperación para el 2010 con un retorno a terreno positivo del orden del 1,6%, todavía bajo con relación al promedio de 5,3% de los últimos cinco años. En un anuncio conjunto sobre la formación del fondo de emergencia, el BID dijo que tiene planes de incrementar su participación con medidas dirigidas a impulsar el crédito regional. El BID informó que ha empezado también un proceso para revisar su capital a fin de garantizar la capacidad necesaria de financiar proyectos de largo plazo.

Luis Alberto Moreno, presidente de la institución, dijo que trabaja con sus socios multilaterales para "dar una respuesta colectiva y está comprometiendo con una importante porción de sus recursos al apoyo de la región" en sus necesidades derivadas de la crisis global. Enrique García, presidente de la CAF, afirmó a su vez que este esfuerzo conjunto "permitirá ofrecer soluciones concretas a la presente situación", que la corporación ha estado ya ayudando a enfrentar desde que empezó la crisis el año pasado.

Para infraestructura

Los fondos, que irán a regiones desde América Latina a Europa Oriental, alentarán a las naciones pobres a crear empleos como lo están haciendo los países industrializados con sus paquetes de estímulos, aunque sólo en el caso de Estados Unidos el monto era prácticamente 20 veces mayor.

El anuncio fue formulado por el presidente del Banco Mundial Robert Zoellick, como parte de las actividades de la asamblea de gobernadores que el Banco y Fondo Monetario Internacional (FMI) celebrarán este fin de semana en Washington, con la asistencia de ministros de finanzas de sus 185 miembros.

El Banco anunció también que como parte de las acciones de la crisis alimentaria del año pasado estaba aumentando su apoyo a la agricultura de US$4.000 millones de en 2008 a 12.000 millones en los próximos dos años para garantizar la seguridad vital del abastecimiento de alimentos.

"Tenemos mucho que hacer y necesitamos más recursos", dijo Zoellick en su primera rueda de prensa como parte de la reunión. "Estamos frente a una amplia variedad de problemas en los países en desarrollo donde la economía real está siendo golpeada por dos y hasta tres oleadas".

El anuncio de nuevos recursos se une a otro de la víspera, en que un grupo de instituciones encabezadas por el Banco Mundial y Banco Interamericano de Desarrollo (BID) dijo que ha formado un fondo de 90.000 millones de dólares para ayudar a América Latina y el Caribe en los próximos dos años a enfrentar la crisis económica y generar crecimiento. Igualmente, el FMI dijo el jueves que estaba implementando "grandes mejoras en su política crediticia" en respuesta a las dificultades que genera la crisis y que las reformas fortalecerán sus procedimientos para responder de manera más efectiva a la evolución de los retos en los países afectados.

Indicó que los cambios incluyen la modernización de la condicionalidad de la institución, introducción de una nueva línea de crédito flexible, mejoramiento de la flexibilidad del programa regular de créditos contingentes, duplicación del monto de límite crediticio y adaptación y simplificación de costos y estructuras de madurez para sus créditos.

El Fondo indicó que Colombia se convirtió esta semana en el tercer país que busca beneficios de su programa de líneas de crédito para naciones con fuerte rendimiento económico al pedir una línea de crédito precautoria por 10.400 millones de dólares para reforzar su economía. México lo hizo la semana pasada con 47.000 millones de dólares, y Polonia unos días antes con 20.500 millones. Zoellick declaró que lo primero que se necesitaba ahora era "asegurarse de no repetir errores del pasado".

Recordó que cuando Latinoamérica fue afectada por la crisis de los 80 y luego el Asia en los 90, "el debate sobre cifras silenció el debate sobre cómo la crisis afectaba a las personas". "Se recortaron drásticamente los presupuestos para salud, nutrición y educación", comentó. "Tuvimos descontento social, escasez y violencia. Los pobres fueron los que más sufrieron de los errores de otros".

Según Zoellick, el trabajo en esta ocasión debe orientarse a asegurar que los gobiernos "puedan proteger sus metas de gasto social y financiamiento de sus sistemas de atención social".

Mencionó que programas como los de México y Brasil, de alimentación, nutrición y transferencia condicional de efectivo pueden verse afectados severamente por la crisis. Las inversiones en infraestructura en esta ocasión eran parte de las lecciones aprendidas durante las crisis en Latinoamérica y Asia, en que los gobiernos las cortaron con "consecuencias negativas de largo plazo", dijo el funcionario. Zoellick dijo que se calcula que en Latinoamérica los países pueden crear entre 200.000 y 500.000 empleos por cada 1.000 millones de dólares invertidos en proyectos de mantenimiento de caminos a través de microempresas.

La organización humanitaria privada Oxfam dijo que este año más de 85 millones de personas incrementarán la pobreza en el mundo, por lo que pidió que la ayuda canalizada a través del Banco Mundial y FMI esté "libre de altos intereses y condiciones económicas dañinas".

 

 

AP

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?