| 8/11/2015 5:00:00 AM

El Big Data y la analítica no pueden convertirse en “un simple discurso” de los presidentes de las compañías

Los presidentes de las compañías tienen que analizar estratégicamente toda la información que obtienen del mercado y aprovecharla para no “ahogarse” en el mar de datos que hoy es posible conseguir gracias a las nuevas herramientas tecnológicas.

La analítica, una técnica de estadística avanzada que se utiliza en las empresas para predecir el futuro de su negocio, y el Big Data, se convirtieron en los conceptos de moda en las mesas directivas de las compañías.

A pesar de la popularidad del término, son muy pocos los que realmente saben utilizar esa información para tomar decisiones acertadas para que se vean representadas, por ejemplo, en un incremento de las ventas o en lanzamiento de un producto exitoso.

Así lo explicó en una entrevista concedida a Dinero, Juan Carlos Puentes, el gerente para Colombia y Ecuador de SAS, una multinacional estadounidense especializada en analítica y con presencia en más de 140 países del mundo.

Es muy valiosa la experiencia y la intuición que cada directivo tiene de sus negocios, pero es bueno que la contrasten con analítica”, argumentó Puentes, quien considera que Colombia hasta ahora está dando los primeros pasos en esta materia.

Las entidades financieras, el sector público, las compañías de telecomunicaciones y en especial, el mercado de los call center, son algunas de las actividades económicas que empiezan a sacar provecho de ese tipo de análisis.

 “En la medida en la que tenga información, me anticipe y sepa los gustos de mi cliente, voy a poder llegar con una propuesta con mayor valor, y con una efectividad del 99%“, añadió.

Jorge Quiroga, director de BlackSip, una de las firmas dedicas a aprovechar la información para crear estrategias de mercadeo a terceros, dijo que el futuro de los datos va a permitir que las marcas entreguen “mensajes acertados a los consumidores en el momento que es y con el perfil de comunicación que ellos necesitan”, superando así a los métodos de la publicidad tradicional.

Los expertos coincidieron en que el desarrollo de la analítica en las empresas no solo depende de “un aparato que haga esa labor”, pues la responsabilidad se divide en la capacidad de las personas de hacer algo con los datos (70%), las tecnologías que faciliten la operación (20%) y en la experimentación de nuevas tendencias (10%).

“La estrategia no arranca por un tema de tecnología, no es querer tener lo último”, complementó el gerente de SAS, y detalló que la intención de analizar los datos se da por una necesidad de negocio que surge en el camino.

“Yo puedo comprar servidores, almacenamiento, puedo tener memoria, pero si eso no responde a las preguntas del negocio, esos desarrollos se convierten en un mero juguete tecnológico”, concluyó. 

El ingeniero de datos se convertirá en la profesión “más sexy” del mundo

La analítica y el Big Data han abierto las puertas a un nuevo perfil profesional que ya empieza a tomarse las universidades de Colombia, se trata del científico de datos, o experto en el análisis de la información al interior o exterior de las compañías.

“Ese tipo de profesional es lo que van a requerir todas las empresas, pero también el Gobierno, cualquier entidad que necesite saber hacia dónde ir”, señaló el decano de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Javeriana, Jorge Luis Sánchez.

Precisamente, esa universidad de Bogotá fundó el primer diplomado de esa especialidad, que está enfocada en la formación académica de ingenieros de diferentes campos, administradores de empresas y expertos en matemáticas, estadística, mercadeo, entre otros.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?