| 7/6/2010 11:50:00 AM

BID reelige a Luis Alberto Moreno como su presidente

Los países del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) reeligieron hoy por aclamación al ex diplomático colombiano Luis Alberto Moreno para un segundo mandato de cinco años como presidente del organismo multilateral. Durante su discurso de agradecimiento, reiteró su apreciación de que esta será la década de Latinoamérica y el Caribe.

El Banco Interamericano de Desarrollo, BID, reeligió a Luis Alberto Moreno en la presidencia de la organización. Moreno era el único candidato para el puesto y había sido nominado para un segundo mandato de cinco años por 35 de los 48 socios del BID durante el proceso para presentar candidaturas que se cerró el 24 de junio, según fuentes de la entidad.

La aprobación de una ampliación de capital por US$70.000 millones durante la última reunión anual del BID en marzo en Cancún (México) fue considerada como el trampolín hacia su reelección.

Entre los países que respaldaron al ex diplomático y ex ministro de Desarrollo Económico colombiano están Perú, Brasil, México, Colombia, España, Uruguay y Argentina, entre otros.

Estados Unidos, el principal socio del banco, con un 30% del capital, no se ha pronunciado, aunque fuentes próximas al proceso dan por sentado que Washington apoyó a Moreno.

Los estatutos del BID exigen que para la confirmación del presidente éste tenga el 75%del voto de los accionistas, un listón que no se alcanzaría si Washington dijese "no".

Desde su llegada al BID en el año 2005, Moreno ha dirigido la mayor ampliación de capital del organismo por valor de US$70.000 millones, impulsado el proyecto de reconstrucción de Haití y el alivio de deuda a los países más pobres.

La gestión del ex diplomático colombiano ha estado marcada por notables altibajos.

Su año "negro" fue el 2009, cuando salió a la luz que el BID había registrado pérdidas contables por US$1.900 millones entre julio del 2007 y diciembre del 2008 debido a inversiones en activos de alto riesgo.

La noticia alarmó a los expertos en temas de desarrollo y a influyentes senadores estadounidenses como el republicano Richard Lugar que denunciaron el que un organismo multilateral tuviese una estrategia de inversión similar a la de un fondo de alto riesgo.

Moreno implementó reformas pero llegó debilitado a la reunión anual del banco en Medellín en marzo del 2009, donde echó a andar una ambiciosa ampliación de capital, la novena en los 50 años del organismo.

El proceso culminó este año en Cancún tras tensas horas de negociaciones en las que EE.UU. mantuvo un duro pulso con el resto de accionistas sobre el monto de la capitalización.

La ampliación, que inicialmente se creyó rondaría los US$180.000 millones, la cifra propuesta por una comisión independiente encabezada por el ex ministro de Economía peruano Pedro Pablo Kuczynski, alcanzó finalmente los US$70.000 millones.

El desembolso de fondos se vinculó a la implementación de una agenda de reformas, que estipula, entre otras cosas, que el BID mejore el marco de medición de resultados "para identificar, en cada proyecto, si se han cumplido resultados específicos y tangibles".

Los logros de la reunión anual son considerados un triunfo para Moreno, lo que no ha impedido que surjan críticas sobre su liderazgo, como las de un grupo anónimo de empleados y directivos del BID que divulgaron a finales de junio una carta publicada por la organización Bank Information Center.


La misiva califica la gestión de Moreno de "fallida y caótica" y sostiene que ha asegurado su reelección mediante intercambios políticos a puerta cerrada.

La carta recuerda comentarios recientes del ministro de Finanzas brasileño, Guido Mantega, y su homólogo argentino, Amado Boudou.

"Nuestra evaluación conjunta es que el BID no ha realizado una gestión satisfactoria en la región", dijo Mantega en Buenos Aires el 5 de febrero, donde aseguró que ambos países propondrían una "nueva gestión más eficiente y beneficiosa para la región".

Esas promesas quedaron en nada, algo que según la citada carta tendría que ver con decisiones como la de designar a un brasileño, Alexandre Meira da Rosa, para un puesto clave en el BID, el de gerente del sector de Infraestructura y Medio Ambiente.

Fuentes del BID calificaron la carta de "malintencionada y plagada de errores" y añadieron que "es absurdo" pensar que Brasil cambiaría su voto por un puesto que está tres niveles por debajo del del presidente del organismo.

Sea como sea, hay acuerdo en que Moreno, que participará mañana martes en una rueda de prensa con el ministro de Hacienda mexicano, Ernesto Cordero, para anunciar los resultados de la votación, seguirá en el BID.

 

 

 

EFE

 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?