| 11/9/2015 12:05:00 AM

Las niñas valoran más que los niños los futuros beneficios del esfuerzo académico

Un experimento social demostró cómo mostrarle a los jóvenes los beneficios monetarios de terminar los estudios secundarios, puede ayudar a mejorar el desempeño académico.

Está confirmado. Los jóvenes que terminan el bachillerato o la educación secundaria tienen ingresos superiores a quienes deciden no completarla. También, se sabe que un mayor nivel educativo reduce el tiempo en la búsqueda de empleo y facilita el crecimiento interempresarial.

Sin embargo, conociendo todos estos beneficios, datos de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe indican que actualmente cerca del 37% de los adolescentes latinoamericanos de entre 15 y 19 años abandona la escuela a lo largo del ciclo escolar. Y lo que más preocupa es que ese porcentaje ha ido aumentando en los últimos años.

En 2013, la Coalición Colombiana por el Derecho a la Educación informó que en Colombia cerca del 50% de los jóvenes abandonan la educación secundaria.

Conociendo el entorno salarial

“Parte del problema es que los estudiantes no tienen verdadera información, o tienen información distorsionada, sobre la potencial retribución monetaria de la educación” afirma Rafael de Hoyos, economista del Banco Mundial y coautor del estudio titulado “the Heterogeneous effect of information on student performance” utilizando el caso de México en 2015.

En el informe se destaca que al preguntar cuánto creían que ganaría con un título de educación media superior, los niños subestimaron los ingresos en un 25% y las niñas en un 35%.

El experimento consistió en darle a un número determinado de estudiantes de décimo grado seleccionados al azar la siguiente información: en promedio una persona que termina la escuela media gana US$100 dólares adicionales al mes que una que solo cursó hasta noveno.

Si bien no se registraron cambios significativos en las tasas de graduación, sí se observó cómo las niñas aumentaron su esfuerzo académico considerablemente, en especial en matemáticas y áreas afines. De hecho, gran parte de ellas se cambiaron a áreas de especialización de la media superior con mayor énfasis en matemáticas.

“Cuando se decide el nivel de esfuerzo, las niñas valoran más que los niños los futuros beneficios asociados a este esfuerzo” resalta el informe.
Otro resultado a destacar, es que la información sobre los salarios tuvo mayor impacto en los jóvenes de ingresos más altos lo que concluye que solamente aquellos con buenas condiciones iniciales pueden transformar el mayor esfuerzo en mejores resultados.

Efectos positivos y negativos


Contar con más mujeres estudiando materias de matemáticas y una mejora en su rendimiento escolar podría tener impactos de largo plazo, e incluso contribuir a cerrar la brecha salarial entre hombres y mujeres. En México ésta es, en promedio, de 15,43%, según la Ocde. Este porcentaje se encuentra arriba de España, pero debajo de Suiza o Alemania, según el organismo. Colombia por su parte alcanza una brecha salarial cercana al 20%, según datos del Dane.

El efecto de la información depende del contexto: el estudio del Banco Mundial cita a ejemplos en República Dominicana o Madagascar,
en donde la información sobre los retornos a la educación tuvo impactos significativos en la retención escolar, lo que contrasta con Estados Unidos, China y México, en donde casi no hubo ningún impacto en retención.

“En países de ingreso bajo, proveer información sobre los retornos de la educación puede ser suficiente para incentivar a los estudiantes en riesgo de abandonar a quedarse en la escuela”
según explica de Hoyos.

Lea también: El desarrollo infantil, clave del éxito social


Sin embargo, en países de ingreso mediano o alto, una mayor probabilidad de encontrar un trabajo mejor remunerado tiene el efecto contrario. Cuando los jóvenes tienen acceso fácil a un ingreso, independientemente de la información sobre los beneficios de la escolarización, serán más propensos a abandonar los estudios, resalta el informe.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?