| 8/25/2015 5:00:00 AM

Cómo se benefician los países de destino de los migrantes

No solo los países de origen de los migrantes se benefician por las remesas, los destinos a los cuales llega esta población también se ven ampliamente beneficiados.

El tema la migración es un tema que ha cobrado cada vez mayor importancia en los países desarrollados. En los últimos meses las condiciones geopolíticas en Oriente Medio han provocado migraciones masivas destinadas principalmente hacia la Unión Europa, la cual ya ha empezado a tomar medidas restrictivas para el ingreso migrante, visto en el referéndum suizo celebrado a comienzos de 2015.

Si bien en América no hay un conflicto geopolítico tan marcado como el asiático, el ciclo electoral en Estados Unidos toma importancia gracias a las propuestas sobre migración del candidato republicano Donald Trump.

Entre sus últimos comentarios, Trump habla de una reforma migratoria que incluye aumentar el salario vigente para los beneficiarios de visas H-1B (documentación otorgada por el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos para un número limitado de extranjeros cualificados dispuestos a trabajar en campos de especialidad) con el fin de motivar a los empleadores a contratar trabajadores nativos en puestos de ciencia, tecnología, ingeniería y matemáticas.

Los beneficios de la migración son de doble vía

A pesar de la severidad de las declaraciones de Donald Trump la realidad sobre la migración es un poco más compleja.

Aunque tradicionalmente los beneficios de la migración se observaban únicamente en dirección a los países que enviaban migrantes por el tema de remesas, que en la actualidad generan un ingreso de capital muy importante para los países de América Latina y el Caribe, en especial los de América Central, el cual alcanzó los US$583.000 millones en 2014.

Lea también: Remesas, entre límites y beneficios


Para el economista del Departamento de Investigación del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) Dany Bahar, los beneficios de los migrantes son también muy positivos para los países que les reciben.

En un trabajo conjunto de Bahar con el economista venezolano Ricardo Hausmann y Hillel Rapoport titulado “Neighbors and the Evolution of the Comparative Advantage of Nations: Evidence of International Knowledge Diffusion?” se analizó la capacidad de los migrantes de transferir conocimiento que pueda traducirse en mayores cambios de productividad en sectores específicos.

Crear y trasferir conocimientos

La hipótesis del documento es simple. En su ejemplo “una cirujana es una buena cirujana no solo porque paso varios años asistiendo a clases en la escuela de medicina, sino también porque aprendió haciéndolo y recibió entrenamiento del tipo maestro-aprendiz que no se puede conseguir en los libros de texto”, según explica Bahar.

Sin embargo, enfatiza en que este conocimiento (maestro-aprendiz) es muy difícil de conseguir. No es de sorprender que entre los resultados del documento se resalte la intervención humana en estos procesos de trasferencia de conocimiento.

Potencial exportador

Otro beneficio, (quizás el más importante en cuanto a términos macroeconómicos se refiere) es el aprendizaje “pro exportador”.

En la investigación se destaca por ejemplo que los migrantes procedentes de un país fuertemente exportador de teléfonos, al llegar a otro país que no exporta teléfonos, determinan en gran medida la capacidad de este país no exportador de comenzar a producir sus propios teléfonos y venderlos al exterior en un plazo de 0 a 10 años.

Esta capacidad de un país para poder comenzar a exportar un nuevo bien o servicio esta asociada un cambio sectorial positivo en su productividad. Es conocido que las grandes empresas envíen a sus trabajadores a capacitaciones al extranjero, pero una nueva metodología resaltada en el informe del BID titulado “¿Cómo repensar el desarrollo productivo? Subraya la importancia de permitir ingresar a los países con bajos niveles de productividad en determinados sectores “el conocimiento extranjero” para fortalecer esas industrias.

“El hecho de que los flujos laborales, quizás más que el capital o los bienes, sean un determinante importante de la transmisión de conocimiento puede explicar el lento proceso de difusión de tecnología y conocimiento entre países.” Concluye Bahar.


¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.

TEMAS RELACIONADOS

EDICIÓN 531

PORTADA

La Bolsa de Valores necesita acciones urgentes

Con menos emisores, bajas rentabilidades y desbandada de personas naturales, la Bolsa busca recuperar su atractivo. Finca raíz, su nueva apuesta. ¿Será suficiente?